De acuerdo con la teoría de Einstein, siempre que los objetos masivos interactúan producen ondas gravitatorias —distorsiones en el tejido del espacio y el tiempo—  que se expanden a través del universo a la velocidad de la luz. Los objetos más masivos del cosmos son los agujeros negros, así que teóricamente son los que más ondas gravitacionales deben generar en caso de colisión.

Por ello, científicos de la NASA han simulado la fusión de dos de estos objetos mediante una supercomputadora, en la que utilizaron las ecuaciones de Albert Einstein, según ha informado la NASA.

El estudio de las ondas gravitacionales dará a los astrofísicos una oportunidad para analizar los fenómenos más extremos del universo, dando lugar a nuevos conocimientos sobre las leyes fundamentales de la física.

El vídeo simula la fusión de dos agujeros negros. Los colores más cálidos indican densidades más altas de materia.

Deja un comentario