Matti Makkonen

Matti Makkonen


Matti Makkonen, el inventor del servicio de mensajes cortos para la telefonía celular, o dicho de otra manera más conocida, los SMS, nació el 16 de abril de 1952 en Suomussalmi, Finlandia.

Este sistema de mensajes breves enviados de un móvil a otro ha revolucionado el mundo de las comunicaciones y en la actualidad billones de estos mensajes son enviados cada día en el mundo

Sin embargo, nunca recibió un centavo por el mismo, pues tampoco lo patentó.

De hecho, siempre restó importancia a su participación en este logro, pues decía que “Era un proyecto nórdico en inicio, pasó a ser un proyecto europeo y finalmente fue un éxito global”, decía.

Incluso en 2002 nadie conocía quien era el autor de que los SMS existiesen, hasta que una investigción periodística lo reveló ese año.

Cuenta la historia que todo empezó en una pizzería de Copenhague a principios de los noventa y fue perfeccionándose durante las pausas en las reuniones de trabajo de los ingenieros que estaban trabajando en el protocolo GSM en aquella época. La idea de partida era una función para generar textos mediante el teléfono móvil.

Repartía la paternidad del SMS entre muchas personas, entre ellas Friedham Hillebrand (que desarrolló el formato de 160 caracteres en el año 1985, por ejemplo) o Neil Papworth (que envió el primer mensaje). Pero gran parte del mérito seguía recayendo en él, tanto que en 2008 fue galardonado por ‘The Economist’ con su Innovation Adward, Premio a la Innovación, en la categoría de la Informática y las Telecomunicaciones, por su labor en el impulso de la mensajería de texto.

En los principios de la telefonía sin cables los teléfonos móviles eran para hombres de negocios que pasaban mucho tiempo de viaje y su uso se restringía a las comunicaciones de voz. En la década de los noventa, las empresas del sector en que trabajaba Makkonen estimaban que en el inicio del nuevo milenio no habría más de 100.000 teléfonos móviles en uso en los países nórdicos. No obstante, pronto se vio que bastante gente común empezaba a comprar estos teléfonos. De hecho, algunos de los diseñadores del sistema incluso se molestaban al ver que en lugar de para negocios importantes los teléfonos móviles empezaban a utilizarse para gestionarlas relaciones personales, para cotillear o para mantener a los niños vigilados.

Una sorpresa aún más grande fue la popularidad del SMS, utilizado por primera vez en 1992 y perfeccionado en los años siguientes. Inicialmente, los operadores de telefonía móvil no entendieron el valor de la mensajería de texto, hasta el punto que no cobraban a los clientes por su uso: se consideraba de interés sólo para los aficionados a la tecnología. El cambio, una vez más, vino del público, que a mediados de los noventa se adaptó rápidamente a la nueva tecnología y provocó una explosión en el uso de la mensajería corta. Por primera vez, la información podía ser enviada y recibida sin límites de lugar o tiempo, de forma discreta y rápida.

Otro de sus grandes logros fue el impulsar la tecnología GSM (Global System for Mobile Communications) para que los teléfonos móviles tuvieran acceso a servicios de internet.

En 2012, viendo el devenir de Twitter o Whatsapp llegó a aventurar que el texto en las comunicaciones “vivirá para siempre”.

Trabajó para empresas como Nokia, Tele Finland, TeliaSonera o Finnet OY y falleció el  26 de junio de 2015, a los 63 años, tras una larga enfermedad, en Seinäjoki, Finlandia.

Los comentarios están cerrados.