Embarazo

Embarazo


Cada año, casi 76.000 madres y 500.000 bebés de todo el mundo pierden la vida debido a la preeclampsia y a trastornos hipertensivos del embarazo relacionados con esta. Para despertar conciencia sobre la preeclampsia como una complicación potencialmente mortal del embarazo, ante esto se instauró el 22 de mayo como Día Mundial de la Preeclampsia.

El tema del Día Mundial de la Preeclampsia –”Be prepared before lightning strikes” (“Esté preparado antes de los rayos”)– alienta a las embarazadas a reconocer los síntomas anticipadamente, y, en caso de experimentar alguno, contactar a quienes les prestan la atención médica.

Los copatrocinadores BabyCenter, Poniendo fin a la eclampsia/ONUSIDA, la Sociedad Internacional para el Estudio de la Hipertensión en el Embarazo y PRE-EMPT se unen a la Fundación de la Preeclampsia (Preeclampsia Foundation) para reducir las muertes evitables por preeclampsia, una importante causa de mortalidad de madres y bebés.

Como se afirmó en una declaración respaldada por los copatrocinadores del Día Mundial de la Preeclampsia y otras organizaciones relacionadas con la salud maternal: “Nos unimos para destacar la relativamente alta prevalencia y el impacto devastador de la preeclampsia y otros trastornos hipertensivos del embarazo. Estos trastornos no son complicaciones raras del embarazo; de hecho, afectan entre un 8 y un 10% de los embarazos en todo el mundo”.

La preeclampsia es un factor común en partos prematuros y es responsable del 20% de las admisiones de recién nacidos a la unidad de cuidados intensivos. Para la madre, las complicaciones pueden causar prolongadas enfermedades y se asocian marcadamente con el futuro desarrollo de enfermedades debilitantes como enfermedad cardiovascular, diabetes tipo II y disfunción renal.

La Organización Mundial de la Salud ha destacado que la afección tiene un impacto altamente desproporcionado sobre los países de ingresos de bajos a medios, donde ocurren más del 99% de las muertes relacionadas con la preeclampsia. Se estima que el 16% de las muertes maternales en los países de ingresos bajos a medios se deben a la preeclampsia y a otros trastornos hipertensivos del embarazo. Es la principal causa de mortalidad maternal en continente americano, y es responsable de un cuarto de las muertes de madres en América Latina, y de una décima parte de las muertes de madres en África y Asia.

Muchas vidas se pierden o se ven seriamente afectadas por estos trastornos, lo que subraya la importancia del reconocimiento de síntomas, y de una respuesta oportuna y efectiva por parte de profesionales de la salud capacitados. Esto es particularmente cierto en lugares en los que el acceso al cuidado de la salud está restringido.

Con una comprensión limitada sobre la causa y los tratamientos preventivos o efectivos, la necesidad de investigación básica y clínica para hacer avanzar las opciones médicas y las prácticas del cuidado de la salud deben priorizarse.