El rector de la UNAM, doctor José Narro Robles, representando a más de 60 instituciones académicas, gubernamentales, sociales y privadas, hizo entrega del documento Hacia una Agenda Nacional en Ciencia, Tecnología e Innovación al Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), César Duarte Jáquez, en un acto realizado ayer en la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
El doctor Narro Robles sostuvo que la ciencia debe ser considerada prioridad nacional para salir del atraso y fomentar la productividad; además de que permitiría construir un país con mayor justicia social y afirmó que la próxima década de nuestro país debe ser la del conocimiento. “Estamos convencidos de que darle a la ciencia, el saber y la cultura la relevancia que demandamos, es parte indispensable de la solución de nuestros problemas”, afirmó Narro Robles.
 
Por su parte, el Presidente de la Conago, César Duarte, quien es además el actual gobernador del estado de Chihuahua, señaló que a México le urge replantear la agenda nacional y romper la dinámica que ha llevado a un desgaste social y a un sufrimiento colectivo. Agregó que “se requiere impulsar la innovación mediante la redefinición de la política de Estado, distinguiéndola con recursos para la formación de investigadores y la producción de conocimientos”.
 
Es de enorme utilidad para las entidades y el país, asumir la revisión y el replanteamiento en materia de ciencia, investigación y tecnología, y que ello permita avanzar hacia la innovación que el país requiere. “No podemos postergar más un tema elemental como éste”, afirmó.
 
Por ello, indicó, la Conago hace propia la propuesta de la comunidad científica y respalda la necesidad de tomar en serio la inversión científica y tecnológica como fundamento del crecimiento económico que distribuya sus beneficios con equidad social. La Agenda Nacional de Ciencia, nos permitirá, sin duda, transitar a un México más justo, más democrático y más próspero”.
 
En el documento, la comunidad científica y académica propone una inversión de por lo menos el 1% del Producto Interno Bruto para el desarrollo de la investigación en ciencia, tecnología e innovación para nuestro país; también sostiene que se deben mejorar los programas de educación superior en México, así como la necesidad de impulsar el vínculo entre los centros de enseñanza y la iniciativa privada.
 
Este documento se construyó en cuatro meses con la participación de  expertos en temas como salud, derecho y tecnología, algunos de ellos miembros de la Academia Mexicana de Ciencias, como la doctora e Investigadora Emérita de la UNAM Juliana González Valenzuela, quien afirmó en la reunión citada que es necesario fortalecer la inversión en ciencia, tecnología e innovación, pues estas actividades no son un lujo, sino una verdadera necesidad para dinamizar el desarrollo del país.
 
El objetivo de esta propuesta es poner en la mesa del gobierno federal una estrategia para contar conuna política de Estado para hacer del conocimiento y la innovación una palanca fundamental para el crecimiento económico sustentable, porque es necesario que el país transite de lo “Hecho en México” a lo “Creado en México”, como lo expresó en ese acto el Presidente Ejecutivo de Grupo Silanes, Antonio López de Silanes.
 
Por su parte, el doctor Alejandro Mohar Betancourt, director del Instituto Nacional de Cancerología, destacó la importancia de crear un Sistema Nacional para la Evaluación, así como generar indicadores y estadísticas a partir de esta evaluación.
 
La doctora María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, e integrante de la AMC, fue la encargada de hablar sobre la trascendencia de vincular la academia con el sector empresarial, para crear más empleos dignos y de calidad, que eleven los niveles de bienestar de la población mexicana.
 
Para reforzar esta idea, el doctor Sergio Alcocer Martínez de Castro, Coordinador de Innovación y Desarrollo de la UNAM, propuso la creación de un Centro de Apoyo y Estímulo a la Propiedad Intelectual para reforzar la labor del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, para lograr el incremento de patentes de origen nacional.

Deja una respuesta