Eclipse solar de 1919, comprobación de la Teoría de la Relatividad por Arthur Eddington

Eclipse solar de 1919, comprobación de la Teoría de la Relatividad por Arthur Eddington


El 29 de mayo de 1919 ocurrió un eclipse de sol que fue histórico, no por sus dimensiones, ni por su tiempo de duración o cualquier otra característica que tengan estos fenómenos, si no porque el ocurrido ese día sirvió para comprobar la veracidad de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein.

Ese día en dos puntos del planeta (al norte de Brasil y en la isla del Príncipe, en el Golfo de Guinea, en África) dos equipos de científicos se preparan para comprobar que la luz no viaja necesariamente en líneas rectas, sino que puede ser desviada cuando pasa cerca de cuerpos tan pesados como el Sol. Es el postulado que maneja la entonces casi nueva Teoría de la Relatividad, de Albert Einstein, el cual también ya había incluido como parte de la vieja Teoría de la Gravedad, de Isaac Newton.

La diferencia es que Albert Einstein afirmaba que la desviación de la luz es tan amplia como para que las posiciones aparentes de las estrellas detrás del Sol se desplazasen de forma detectable con respecto a las posiciones conocidas y verdaderas.

Esto es, que se puede ver lo que está atrás (con respecto al observador) de cualquier cuerpo celeste de gran tamaño, por los efectos de la desviación de la luz.

La Royal Astronomic Society, de Londres, previendo el eclipse de Sol que se produciría en este día encomendó al astrofísico, matemático y epistemólogo británico Arthur Stanley Eddington el conducir una doble expedición, una al norte de Brasil y la otra a la isla del Príncipe, en el Golfo de Guinea en África, para medir la curvatura de la luz de las estrellas durante el fenómeno solar.

Antes, desde Oxford, Arthur Eddington observó la posición de las estrellas en enero y febrero de 1919, para tomar mediciones y poder observar lo que ocurriese al desviarse la luz que llega a la Tierra desde el Universo.

La doble expedición respondió a que el eclipse sería visible en ambos lados del Atlántico y buscando asegurar el tener buen tiempo en por lo menos un punto de observación.

Frank Dyson, el Astrónomo Real, mandó un equipo de observación a Sobral (Brasil) y a Eddington a Isla del Príncipe (São Tomé e Príncipe). Los cielos estuvieron despejados en ambos lugares y, durante cinco minutos en total, ambos equipos se las arreglaron para tomar varía fotografías nítidas de las estrellas.

Cuando Eddington regresó y comparó las posiciones aparentes de las estrellas detrás del Sol observadas en ambos puntos, con las reales y sus mediciones previas, ambos conjuntos de datos confirmaron que la teoría de Einstein era correcta. El descubrimiento fue publicado en Philosophical Transactions of the Royal Society.

Este fenómeno de la desviación de la luz, previsto por Einstein y comprobado por Eddington es conocido hoy día como de lente gravitacional y se usa constantemente por parte de los astrónomos para la investigación sobre la materia y energía oscuras.

El Premio Nobel de Física le fue entregado a Albert Einstein en 1921.

Deja un comentario