Kevin Whelan y José María Remes Troche en una nopalera

Kevin Whelan y José María Remes Troche en una nopalera


Alma Martínez Maldonado

El Instituto de Investigaciones Médico Biológicas (IIMB) de la Universidad Veracruzana (UV) y el Colegio de Londres desarrollan una investigación conjunta para estudiar los efectos del consumo de fibra en el tracto digestivo, en específico, las propiedades benéficas del nopal para pacientes con síndrome del intestino irritable (SII).

El proyecto tiene dos coordinadores: en el Reino Unido, Kevin Whelan, del Colegio de Londres; en México, José María Remes Troche, investigador del IIMB-UV.

En nuestro país, según un reporte presentado acerca de las directrices de la Organización Mundial de Gastroenterología, “la prevalencia del SII en la población general fue del 16 por ciento, pero la cifra aumentó a 35 por ciento entre los individuos de una comunidad universitaria”.

La investigación, que inició en enero de este año, se realiza gracias a que se obtuvieron recursos de la Fundación Newton, programa oficial de asistencia del Reino Unido que tiene como objetivo promover la creación y desarrollo de sociedades en el ámbito científico y de innovación, así como fomentar el crecimiento económico y el bienestar social en diversos países.

José María Remes platicó que en noviembre de 2015 la Fundación Newton del Reino Unido lanzó una convocatoria para hacer investigación en proyectos binacionales y en octubre de 2016 se publicaron los resultados. En total fueron elegidos ocho proyectos de México, uno de ellos el presentado por la UV y el Colegio de Londres, el cual por cierto obtuvo el puntaje más alto. “Esto es una buena noticia, a pesar de lo complicado que se vislumbra el 2017 con los recortes presupuestales a la investigación y salud”, expresó satisfecho el coordinador del proyecto.

Esta investigación obtuvo un apoyo por 778 mil 61 libras esterlinas (aproximadamente 20 millones de pesos) durante los siguientes tres años para estudiar los efectos del consumo de fibra en el tracto digestivo.

De este apoyo, alrededor de 300 mil libras están destinadas para la investigación que se realiza en el IIMB-UV.

“Se obtendrá no sólo un recurso económico y científico, sino también formativo porque parte de este recurso se destinará al entrenamiento de especialistas, así como apoyo para que se gradúen alumnos con su tesis de maestría o doctorado”, detalló Remes Troche.

Añadió que gracias a este proyecto “nosotros podremos mantener la continuidad y productividad de las Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento del instituto”.

 

Nopal: saludable, barato y con alto contenido en fibra

Durante el desarrollo de la investigación también se contará con la colaboración de los doctores Federico Roesch Dietlen y Peter Grube Pagola, así como del personal del Departamento de Fisiología Digestiva y Motilidad Gastrointestinal del IIMB. Además participará la Universidad Autónoma de Nuevo León y el Hospital Español de Veracruz.

“El 80 por ciento del trabajo científico se realizará en el IIMB de la UV”, puntualizó el investigador.

Indicó que el nopal tiene una gran cantidad de fibra y se sabe que es benéfico, lo que no existe es una investigación desde el punto de vista de cómo influye en el intestino, cómo cambia la flora intestinal con su consumo y cómo va mejorando el metabolismo.

“En México sabemos que es un producto bueno y saludable, pero no hay un estudio científico que brinde información sólida de las ventajas de su consumo en pacientes que presentan problemas digestivos. Hay algunos estudios realizados para la diabetes, pero no son específicos para el tracto digestivo.”

Comentó que el proyecto contempla investigar a pacientes que sufren SII, es decir, estreñimiento, inflamación y distención abdominal, a los cuales se les administrará diferentes concentraciones de fibra de nopal y tradicional.

Se divide en dos partes, la primera consiste en determinar la cantidad de fibra que puede tolerar un sujeto para averiguar la dosis óptima que es benéfica para esos pacientes; la segunda, consiste en que durante dos meses los pacientes recibirán fibra de nopal todos los días y se monitorearán los síntomas y cambios de la flora intestinal, así como componentes metabólicos como la glucosa, triglicéridos y colesterol.

“La fibra de nopal es un producto barato, altamente disponible, con un contenido proteico muy importante que es benéfico, esto es lo que se quiere demostrar con la investigación”, afirmó el doctor.

Cabe resaltar que este mismo estudio será aplicado a pacientes del Reino Unido, lo cual permitirá establecer una comparación entre ambos países.

La fibra de nopal que se administrará a los pacientes de México y Reino Unido está elaborada por una empresa mexicana llamada Nopal Export, lo cual también da un plus al estudio pues se contribuye a fortalecer la industria mexicana, aseguró Remes Troche.

El proceso consiste en tomar la penca del nopal, limpiarla, pulverizarla y envasar el polvo resultante.

“El bajo consumo de fibra es un problema muy importante para muchas patologías. Hoy en día las personas no consumen la cantidad adecuada de fibra, con este estudio se puede determinar la cantidad necesaria y entonces sería un suplemento que generaría un cambio en la vida de estos pacientes”, concluyó el investigador del IIMB.