Históricamente los veracruzanos hemos experimentado en carne propia, los efectos de los fuertes vientos de huracán, de las inundaciones por ciclones tropicales, ondas del este, de los sistemas locales convectivos de mesoes- cala y recientemente hasta tornados. Vivimos todos los años las variaciones bruscas de temperatura cuando llegan los frentes fríos, además de sus lluvias de invierno que si se asocian con un sistema tropical pueden ser especialmente devastadores. Estos eventos pueden dejar cantidades inmensas de lluvia en poco tiempo en un lugar especí co. Hemos tenido sismos mortales, vivimos junto a dos volcanes activos, el San Martín y el Pico de Orizaba. Lo que no te mata te fortalece, dice el viejo adagio.

La oportunidad de poder ayudar a otros hermanos en desgracia siempre hace que a ore lo mejor de todos nosotros. Arriesgar nuestra propia salud, incluso la vida, en actos de heroísmo son comunes entre todos los niveles de la población.

Es todo un honor el poder trabajar para una misión tan noble como es el cuidar de la salud y la vida de los ciudadanos y de sus bienes y la naturaleza, y al servicio de la protección civil nos esforzamos al máximo para prevenir desgracias y brindar ayuda a la población cuando el desastre ya ha golpeado. Somos el Sistema Integral de Protección Civil de Veracruz, un sistema multiinstitucional que trabaja coordinado. No podría ser de otra manera ante la magnitud de las amenazas.

El número completo lo puedes ver aquí