El estudio revela que la alteración que se produce en los P-bodies debido a la infección por el VHC es específica. / UPF


El grupo de Investigación en Virología Molecular que dirige Juana Díez, del departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (CEXS) de la Universidad Pompeu Fabra, en colaboración con Sofía Pérez del Pulgar, miembro de la Unidad de Hepatitis Viral del Hospital Clínico de Barcelona, ​​ha llevado a cabo por primera vez un análisis integral in vivo de P-bodies y ha puesto de manifiesto que determinadas alteraciones de estas estructuras están relacionadas con patologías en los organismos .

Los órganos de procesamiento o P-bodies fueron descritos por primera por Bashkirov et al. (1997) y son estructuras granulosas presentes en el citoplasma de las células eucariotas que desempeñan un papel esencial en la regulación de la expresión génica. Los P-bodies contienen ARNm que interviene en la supresión de la expresión génica, proteínas de degradación del ARNm y maquinarias de silenciamiento génico.

Aunque el papel preciso dentro de la célula de los P-bodies es aún desconocido, algunas observaciones in vitrorealizadas en el laboratorio del grupo de investigadores y de otros laboratorios habían sugerido una relación directa entre las alteraciones de estos gránulos citoplasmáticos y determinadas condiciones patogénicas como infecciones virales, cáncer y enfermedades neurológicas.

El virus de la hepatitis C (VHC) infecta más de 170 millones de personas en todo el mundo y se ha convertido en la principal causa de cirrosis y carcinoma hepatocelular en los países desarrollados. Estudios previos in vitro en cultivos celulares realizados por el laboratorio del Grupo de Investigación en Virología Molecular de la UPF determinaron que el VHC utiliza componentes P-bodies para replicarse de manera eficiente. Al mismo tiempo, la infección vírica se asoció con una reducción significativa del número de P-bodiesdentro de las células infectadas.

 Resultados antes y después del tratamiento

 El estudio de las secciones de hígado incluidas en parafina procedentes de 55 pacientes infectados por el virus de la hepatitis C ha permitido tener resultados de pacientes con infección por VHC reciente en comparación con pacientes crónicos de hepatitis C, así como también resultados de antes y después del tratamiento. Los resultados de este estudio, publicados este mes de abril en la revista Journal of Hepatology, han demostrado que la infección por el VHC disminuye el número de P-bodies en los hepatocitos de los pacientes infectados.

El estudio revela que la alteración que se produce en los P-bodies debido a la infección por el VHC es específica, dado que no se ha observado la alteración en pacientes crónicos afectados por hepatitis B o en pacientes con alteraciones hepáticas no víricas de tipo inflamatorio, y reversible ya que, en pacientes tratados y libres de enfermedad, el número de  P-bodies en hepatocitos se equipara al de individuos sanos.

Los autores concluyen que la reducción de P-bodies inducida por la infección del VHC puede tener profundos efectos en la biología celular. Como apunta Juana Díez, “dado que los gránulos incluyen múltiples proteínas que controlan la degradación del ARN, el transcriptoma y translatoma de la célula pueden quedar desregulados y, en consecuencia, alterada la expresión de los genes”. En las infecciones crónicas, como el VHC, la reducción inducida en los número de P-bodies daría lugar, a largo plazo, a una alteración en la expresión de los genes que podría contribuir a la patogénesis asociada al VHC.

Referencia bibliográfica:

Gemma Pérez-Vilaró, Carlos Fernández-Carrillo, Laura Mensa, Rosa Miquel, Xavier Sanjuan, Xavier Forns, Sofia Pérez-del-Pulgar and Juana Díez (2015), “Hepatitis C virus infection inhibits P-body granule formation in human livers“, Journal of Hepatology, 62(4):785-90. doi: 10.1016/j.jhep.2014.11.018.

(UPF)