Delfines


Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) está investigando el fósil de un delfín de una antigüedad estimada en 25 millones de años (Ma), que se cree pertenece a la familia Simocetidae, un grupo de mamíferos marinos con características similares a los delfines modernos. Si la hipótesis de su clasificación resulta correcta, ampliará el periodo de existencia de esta familia.

HEAD delfin0816

El fósil es de particular trascendencia paleontológica porque data de la época del Oligoceno en la escala temporal geológica (entre 33.9 a 23.5 Ma), de la cual se tienen pocos registros. En esta época los cetáceos se dividieron en misticetos, es decir aquellos con barbas, y odontocetos, los cuales son dentados, como en este caso.

Datos proporcionados por la UABCS informan sobre el hallazgo de fósiles de la familia Simocetidae que existieron en el periodo del Oligoceno Temprano, entre 33.9 a 28 Ma; sin embargo, el fósil encontrado data del Oligoceno Tardío, que comprende de los 28 a 23.5 Ma, del cual no se tiene registro de hallazgos.

“Si resulta ser de la familia Simocetidae, ampliará su tiempo en la escala geológica, esta familia abarcaría más años en el tiempo. Estos delfines son de los más basales, es decir de los más antiguos, de cuando empezó la variación de todos los odontocetos y misticetos”, comentó Sandra Lizeth González Jordán, bióloga marina por la UABCS, quien actualmente desarrolla su tesis con esta investigación que tiene por objetivo dar certeza a la clasificación del delfín, bajo la asesoría del doctor Gerardo González Barba, responsable del Museo de Historia Natural de la UABCS.

Sandra Lizeth González Jordán.

Sandra Lizeth González Jordán.

El fósil consta de un cráneo y algunas vértebras cervicales del animal, las cuales están en proceso de limpieza con máquinas paleontológicas especializadas en la eliminación de residuos de roca. Posteriormente, se deberán tomar medidas y realizar comparaciones con otro registros de fósiles, para poder llegar a una conclusión sobre su taxonomía.

“Tiene una dentición redonda que tienen todos los delfines arcaicos, el tamaño no es muy grande, es simétrico. Sabemos que cazaba utilizando la ecolocalización; aún falta hacer más estudios, por ejemplo, sobre morfología”.

Tierra de fósiles

La investigadora aseveró que Baja California Sur es uno de los pocos sitios en el país en los cuales se pueden encontrar fósiles del periodo del Oligoceno Tardío, a causa de que en aquel tiempo hubo un aumento de nivel de los océanos, que sumergió los restos de los organismos de aquella época y, posteriormente, un decremento del nivel del mar, el cual dejó los fósiles expuestos a los efectos de la erosión.

En la década de 1990, el fósil fue encontrado durante una excavación en el poblado de San Juan de la Costa, en el municipio de La Paz, Baja California Sur. Posteriormente, un grupo de científicos realizó un estudio taxonómico, es decir de clasificación por grupos de especies, inconcluso. En el estudio previo se determinó que el delfín pertenecía a la familia de Agorophidae, otro grupo arcaico de odontocetos que tiene similitudes con la familia Simocetidae.

“El investigador que descubrió primero el fósil con el que estoy trabajado creyó que era Agorophidae, el cual tiene características muy parecidas a la Simocetidae, con apenas algunas variaciones estructurales en el cráneo”, comentó González Jordán.

“La limpieza del ejemplar no fue concluida, por lo tanto se tenían dudas, ahora me toca a mí terminar de limpiarlo para ver las características que presenta y definir a qué familia pertenece”, detalló.

En esa región, señaló la investigadora, se tiene registro del hallazgo de los restos de otro espécimen de la familia Simocetidae, el cual fue trasladado a Nueva Zelanda, tal evento refuerza las suposiciones sobre la familia a la que pertenece el organismo estudiado.

“El que se encontró anteriormente era del Rupeliano, que es la etapa temprana del periodo Oligoceno, de los 33 a los 28 millones de años, y el delfín que tenemos es del Oligoceno Tardío‐Chattiano, de los 28 a 23 millones de años. Se cree que este cráneo es de la misma familia, todavía falta confirmarlo, son de la misma época, pero aumentaría su periodo de vida”, explicó González Jordán.

 
Sandra Lizeth González Jordán

01 (612) 159 3539
lizeth.jordan@hotmail.com

 

Joel Cosío, La Paz, Baja California Sur (Agencia Informativa Conacyt)