Liberación de sulfuro de dimetilo / drosophila.es


Un equipo científico en el que participan investigadores de la Universidad de Barcelona ha identificado en bacterias una nueva vía de producción de sulfuro de dimetilo, un compuesto orgánico volátil sulfuroso que destaca por su potencial participación en la regulación global del clima.

Este trabajo, publicado en la revista Nature Communications, está firmado por M.ª Elena Mercadé y Ornella Carrión, del Departamento de Microbiología y Parasitología Sanitarias de la UB; Jonathan Todd y Andrew R. J. Curson (Universidad de Anglia Oriental, Reino Unido); Deepak Kumaresan (Universidad de Australia Occidental, Australia), y Yunyun Fu y Andrew Lang (Universidad Memorial de Terranova, Canadá).

El sulfuro de dimetilo (DMS) es un compuesto orgánico volátil sulfuroso que tiene un papel primordial en el ciclo del azufre y actúa como compuesto señalizador en cadenas tróficas. Tal como explica Ornella Carrión, que es la primera autora del artículo y ha hecho la tesis doctoral sobre nuevas vías de producción de sulfuro de dimetilo bajo la dirección de la profesora M.ª Elena Mercadé en la UB, «se calcula que cada año se generan aproximadamente 3 x 1014 gramos de este gas. Hasta ahora se creía que la vía principal para producirlo era el catabolismo microbiano del dimetilsulfoniopropionato (DMSP), procedente del plancton marino».

No obstante, este nuevo estudio científico ha descubierto y caracterizado el primer gen —llamado mddA— que codifica la síntesis de una enzima metiltransferasa que metila el metilmercaptano (CH4S) y genera DMS. M.ª Elena Mercadé remarca que «es un hecho sorprendente encontrar que este gen está presente en bacterias de grupos taxonómicamente variados —incluido el patógeno Mycobacterium tuberculosis— y en metagenomas de diferentes ecosistemas, sobre todo terrestres. Es probable que esta vía, hasta ahora desconocida, pueda contribuir de forma significativa a las emisiones de DMS y que, por tanto, rompa el tópico establecido hasta ahora de que el DMSP de origen marino es el único precursor importante en la producción de DMS».

En esta línea de trabajo, el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural del Reino Unido (NERC) ha concedido una ayuda importante al grupo codirigido por Jonathan Todd, Colin Murrell y Ornella Carrión para continuar el estudio sobre la producción de gas DMS por esta nueva vía metabólica mediante un proyecto de investigación en el que también participará la Dra. Mercadé.

(Universidad de Barcelona)