Las riadas en el noreste de china han inundado cuatro excavaciones famosas con dinosaurios fosilizados y un museo local, y los trabajadores están preocupados porque los fósiles sean barridos por las aguas.

Los cuatro emplazamientos, ubicados al pie de las montañas en el distrito de Jiayin, en la provincia de Heilongjiang, han quedado sumergidos por la crecida del río Heilong, dijo hoy viernes a Xinhua Liu Min, director del centro de administración del Parque Geológico Nacional de Dinosaurios.

En las excavaciones todavía hay fósiles de dinosaurio, que podrían soltarse y ser arrastrados por el agua después de mojarse durante mucho tiempo, según un trabajador del parque.

Los fósiles no se regenerarán y las pérdidas por las inundaciones podrían ser incalculables, añadió el empleado.

En los últimos años, en el distrito de Jiayin se construyeron diques cerca de las montañas, pero éstos no pudieron resistir las actuales inundaciones, indicó Liu.

Con una superficie de 38 kilómetros cuadrados, el parque se abrió al público en 2002. Se considera que varios centenares de esqueletos de dinosaurios fosilizados permanecen enterrados.

Las riadas también han inundado el Museo de la Cuenca del Río Heilong, ubicado en una isla del distrito de Luobei.

Las aguas empezaron a entrar en el museo el 17 de agosto y hoy superaron el metro de profundidad en algunas salas del primer piso.

Más de 2.000 piezas en la primera planta han sido trasladados a la segunda, dijo Zhao Yong, director del museo.

El nivel de agua del río Heilong en Luobei fue 2,01 metros por encima del nivel de advertencia, superando en 24 centímetros el anterior récord de 1984.