Explosión de la primera bomba de hidrógeno de la URSS, la RDS-6с

Explosión de la primera bomba de hidrógeno de la URSS, la RDS-6с


El 12 de agosto de 1953, la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hace detonar en Siberia su bomba de hidrógeno, más versátil y más potente que la detonada 11 meses antes por los Estados Unidos.

Su construcción se debe al equipo que conduce el físico soviético Igor Vasilievich Kurchatov, quien en 1943, se hizo cargo del proyecto soviético de armas nucleares y ante la sorpresa del mundo científico occidental en 1949 detona en Siberia la primera bomba atómica soviética, y ahora la bomba de hidrógeno.

El artefacto, de 400 kilotones, denominado Artefacto RDS 6c, logra un poder de explosión 30 veces superior al de la bomba de Hiroshima.

Esta nueva arma soviética es más pequeña y por tanto más versátil que su gemela la bomba de hidrógeno americana, por lo que los rusos toman la delantera en la carrera nuclear en la que están inmersas las dos superpotencias.

Artefacto RDS 6c en 1954, construyó en Obnisk una estación experimental nuclear para la producción de energía atómica.

Todos estos logros tecnológicos fueron tan prematuros que en el mundo científico se extendió un manto de dudas sobre la posible fuga de información científica de parte de científicos nucleares occidentales, quienes por ideología o laboralmente, al final terminaron trabajando en la Unión Soviética; otros científicos, en ambos lados del mundo en contienda, fueron condenados y recluidos y algunos ejecutados por espías atómicos.

Deja un comentario