El 21 de Junio de 2014 a las 10:52 UTC (5:52, hora del centro de México) llega el “Solsticio de Junio” al planeta, llamado en el hemisferio norte “Solsticio de Verano” y es el día más largo del año, marcando el paso de la Primavera al Verano (al mediodía el sol alcanza el punto más alto de todo el año).

En el Hemisferio Sur, en cambio, es llamado “Solsticio de Invierno” y es el día más corto del año, marcando el paso del Otoño al Invierno (al mediodía el sol alcanza el punto más bajo de todo el año).

Los Solsticios son aquellos momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima declinación norte y máxima declinación sur con respecto al ecuador terrestre, lo cual ocurre dos veces al año: en Junio y Diciembre.

En la mitología azteca, el Sol es llamado Tonatiuh, y el 21 de junio parece detenerse por espacio de unos días, dando significado a la palabra Solsticio ‘”el Sol se detiene'”.

Este año el verano durará 93 días y 15 horas, y terminará el 23 de septiembre con el comienzo del otoño.

Desde el punto de vista astronómico, en los cielos matutinos del verano de 2014 se verán los planetas Marte y Saturno tras la puesta de Sol, estos dos planetas se irán acercando el uno al otro en el cielo hasta alcanzar el 27 de agosto una distancia mínima de aproximadamente 4 grados. Venus se verá antes del amanecer y a mediados de la estación se le unirá Júpiter, los dos planetas alcanzarán el 18 de agosto una distancia mínima relativa de menos de 1 grado. La tradicional lluvia de estrellas de las Perseidas sucederá hacia el 12 de agosto y su observación este año no será favorable por coincidir con la Luna en fase cercana a la luna llena.

Un hecho circunstancial no relacionado con las estaciones se da también en esta época: el día del afelio, es decir, el día en que el Sol y la Tierra están más alejados entre sí a lo largo del año, que este año será el 4 de julio, siendo la distancia de algo más de 152 millones de km, unos 5 millones de km más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanza su mínimo anual.. Es este mayor alejamiento al Sol la causa de que la Tierra se mueva más lentamente a lo largo de su órbita elíptica durante el verano (según la conocida como segunda ley de Kepler) y por lo tanto la duración de esta estación sea mayor que otras.

La primera luna llena del verano se dará el 12 de julio, dándose las otras dos lunas llenas el 10 de agosto y 9 de setiembre.

Las lluvias de meteoros más intensas durante el verano son las delta Acuáridas, cuyo máximo ritmo se da alrededor del 30 de julio, y la más famosa del verano, la de Las Perseidas, cuyo máximo se da alrededor del 12 de agosto.

Deja un comentario