23 de mayo, Día del Estudiante

Campus universitario, estudiantes


El día del estudiante en México se conmemora en recuerdo del movimiento que realizaron los alumnos de la Universidad Nacional de México, en 1929, reclamando la autonomía de la institución.

El movimiento llegó a una huelga general, la cual fue reprimida con fuerza el 23 de mayo, cuando la policía capitalina ingresó a la Escuela de Derecho, y ahí fue muerto el estudiante Martín del Campo, por las balas del agrupamiento policiaco.

Cuando el movimiento se recompuso y tomó fuerza, los alumnos de la Universidad Nacional reclamaron que ese día fuera denominado como el Día del Estudiante, en honor a los agredidos, y que la plaza de Santo Domingo de la Ciudad de México, fuera llamada Plaza 23 de Mayo o del Estudiante.

El movimiento estudiantil, se origina como preámbulo de las elecciones presidenciales en ese 1929, cuando los principales contendientes eran José Vasconcelos y Pascual Ortiz Rubio.

José Vasconcelos fue un colaborador cercano de Francisco I. Madero, en la búsqueda de la democratización del país. También era en ese momento un destacado universitario, quien junto con Antonio Caso, Alfonso Reyes, Julio Torri, Pedro Enríquez Ureña y otros formaron el Ateneo de la Juventud o Generación de 1910, los que a su vez fueron maestros de los llamados Siete Sabios de la Universidad: Vicente Lombardo Toledano, Manuel Gómez Morín, Alfonso Caso, Antonio Castro Leal, Teófilo Olea y Leyva, Alberto Vázquez del Mercado y Jesús Moreno Vaca (quien murió siendo estudiante, por lo que en su lugar se menciona a Narciso Bassols y Daniel Cosío Villegas).

Entre estos nombres están quienes fueron impulsores y promotores de las que ahora son las fuerzas políticas actuantes.

El movimiento fue reprimido porque se enfrentaba al incipiente sistema político postrevolucionario creado por el caudillo de la Revolución, Álvaro Obregón, y que ese mismo año, el 4 de marzo, el llamado jefe máximo de la revolución, Plutarco Elías Calles, consolidó con la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que con posterioridad se convirtió en el actual Partido Revolucionario Institucional.

Esa lucha por la autonomía de la Universidad Nacional de México, fructificó en el mes de julio de ese mismo año, con el decreto que firmó el Presidente Emilio Portes Gil, el cual además llevaba la intención de calmar los ánimos estudiantiles porque ya empezaba la campaña por la sucesión presidencial de ese año, en la cual participarían el mismo José Vasconcelos y Pascual Ortiz Rubio.

Con esto el nombre de la institución cambió a su denominación actual: Universidad Nacional Autónoma de México.

Deja un comentario