Placas de acero inoxidable- metalium.mx

Placas de acero inoxidable- metalium.mx


El metalurgista inglés Harry Brearley descubrió el acero inoxidable por casualidad en 1913, mientras experimentaba con aleaciones de acero que resultaran idóneas para fabricar cañones de pistola, atendiendo la petición hecho por un pequeño fabricante de armas, quien bucaba que las pistolas tuviesen mayor tiempo de vida útil aguantando la erosión; Brearley buscaba  un acero más resistente a la corrosión, no propiamente anticorrosivo. Meses después, el 13 de agosto de 1913, notó que la mayoría de las muestras descartadas se habían oxidado, pero no una que contenía 14% de cromo. Ello desembocó en la producción del acero inoxidable.

Brearley se dio cuenta inmediatamente de cómo este nuevo acero podía revolucionar la industria de los cubiertos pero fue muy difícil convencer a sus conservadores jefes. Por cuenta propia, hizo sus propios cuchillos con el cuchillero local, R.F. Mosley. Al principio, Brearley se refería a su invención como “acero anti herrumbre”. Fue Ernest Stuart, el mánager del cuchillero que se refirió por primera vez a los cuchillos como de “acero inoxidable” luego de no poder oxidarlos con vinagre. “Acero resistente a la corrosión” debería ser el término correcto, pues los aceros inoxidables ordinarios se corroen luego de mucho tiempo en ambientes hostiles.

Casi simultaneamente, en los Estados Unidos Elwool Haynes, quien habia estudiado las aleaciones cobaltocromo y cobalto-cromo-tungsteno, mencionaba la notable resistencia a la corrosion, incluso despues de la adicion de hierro, pero a condicion de que los aceros contengan en su composicion, al menos, 10% de cromo y 5% de cobalto.

Asi mismo, en una memoria publicada en 1914 en Alemania, Strauss y Maurer senalaron las propiedades de resistencia a la herrumbre y a los acidos, de aquellos aceros que contenian una cantidad considerable de cromo y niquel (Ni).

El acero ordinario se oxida porque se combina fácilmente con el oxígeno del aire, lo que produce óxidos de hierro rojizos. El aluminio, el níquel y el cromo, así como otros metales, reaccionan en forma muy parecida, pero sus óxidos forman una capa impermeable que impide al oxigeno reaccionar.

En el acero de Brearley, el cromo creó una capa similar.

Se fabrica en la actualidad una amplia variedad de aceros inoxidables. Una de las aleaciones más comunes contiene 18% de cromo y 8% de níquel: se llama 18:8 y se usa en los fregaderos de cocina. Los cuchillos de cocina se hacen con un acero que contiene cerca de 13% de cromo. Una aleación más resistente es la que contiene molibdeno; se usa para revestimientos de edificios.

Deja un comentario