La sabiduría popular nos dice que el espermatozoide que nada más rápido es el primero en fecundar al óvulo, pero ahora esta creencia se ha puesto de cabeza debido a un nuevo estudio realizado con espermatozoides de la mosca de la futa, en el cual se encontró que el espermatozoide más lento y largo derrotó a sus competidores más rápidos.

El estudio fue publicado en el journal Current Biology y fue efectuado por un equipo de científicos liderado por Stefan Lüpold, investigador de posdoctorado en el Department of Biology del College of Arts and Sciences de la Syracuse University.

El equipo utilizó moscas de la fruta (Drosophila melanogaster) genéticamente modificadas para que las cabezas de sus espermatozoides tengan un brillo fluorescente color verde o rojo bajo el microscopio. Las moscas desarrolladas por el biólogo John Belote permitieron a los investigadores observar en tiempo real el camino de los espermatozoides dentro del tracto reproductivo femenino.

“Este es el primer estudio que realmente mide la calidad de los espermatozoides en un competencia dentro de la hembra, ya que se pudo distinguir las “habilidades” de los espermatozoides en cada una de las fases reproductivas”, dijo el profesos Lüpold.

La investigación también fue significativa porque los científicos estudiaron las variaciones naturales que ocurren en el recorrido de los espermatozoides. “Este acercamiento permitió investigar simultáneamente múltiples rasgos eyaculatorios y observar cómo los espermatozoides de un macho cambian su comportamiento dependiendo de las características de sus rivales”, explicó el profesor Lüpold.

En el experimento se observó que las hembras se apareaban cada tres días y que el esperma de cada copulación se almacenaba en una bolsa de almacenamiento hasta que los huevos fueron liberados. Los huevos viajaban de los ovarios hasta otra bolsa para esperar a los espermatozoides. Es en la bolsa de almacenamiento donde se observó la verdadera batalla, ya que después de cada apareo nuevos espermatozoides trataban de desplazar a los anteriores, sacándolos de la bolsa de almacenaje. Posteriormente la hembra los expulsaba del sistema reproductor, eliminándolos así de la competencia.

Las observaciones demostraron que los espermatozoides más lentos y largos eran mejores al expulsar a sus competidores y eran menos propensos a ser expulsados de la bolsa de almacenamiento que sus semejantes más ágiles, por qué los más lentos tienen una ventaja presumible, y por lo mismo todavía abierta a la especulación:

Según el profesor Lüpold, algunas teorías indican que al nadar de un lado a otro en la bolsa de almacenamiento, los espermatozoides más lentos no se encuentran con la salida con mucha frecuencia, o puede ser que la velocidad del espermatozoide dependa de su densidad y que dentro de la limitada área de la bolsa éstos se queden, incluso alejados del grupo de espermatozoides más rápidos y ligeros. Podría ser que la velocidad no es importante para la selección sexual de las moscas, sino una consecuencia de la gran cantidad de espermatozoides en la bolsa.

 

Bibliografía

 

Stefan Lüpold, Mollie K. Manier, Kirstin S. Berben, Kyle J. Smith, Bryan D. Daley, Shannon H. Buckley, John M. Belote, Scott Pitnick. “How multivariate ejaculate traits determine competitive fertilization success in drosophila melanogaster” (2012). Current Biology.

Deja un comentario