Alexander Bogdánov jugando ajedrez con Vladimir Lenín

Alexander Bogdánov jugando ajedrez con Vladimir Lenín


Alexander Bogdánov nació el 22 de agosto de 1873 en Goradnia, una ciudad del Imperio ruso, hoy Bielorrusia.

Fue un hombre de muchos talentos e intereses. Se formó en medicina y psiquiatría. Inventó una teoría filosófica original, que el mismo llamó Tectología, y es actualmente considerado como el precursor de la Teoría de sistemas. Fue además economista marxista, teórico de la cultura, escritor popular de ciencia ficción y, naturalmente, militante comunista.

Sus trabajos comenzaron a conocerse fuera de Rusia hasta finales del Siglo XX, cuando el veto que había hacia su persona impuesto por Vladimir Lenin.

En su búsqueda de la justicia social, estudio filosofía política y economía, tomó el pseudónimo de Bogdánov y se unió a la facción bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en 1903.

Durante los 6 años siguientes Bogdánov se convirtió en una figura importante entre los bolcheviques, sólo por detrás de Lenin en influencia.

En 1904-1906, publicó tres volúmenes del tratado filosófico Empiriomonismo, en el cual trató de mezclar el marxismo con la filosofía de Ernst Mach, Wilhelm Ostwald, y Richard Avenarius. Su trabajo influiría más tarde en gran número de teóricos marxistas, entre ellos, Nikolái Bujarin.

En Junio de 1909, Bogdánov fue vencido por Lenin en una mini-conferencia bolchevique en París, organizada por el consejo de redacción de la revista Proletary. Fue expulsado de la facción bolchevique y se unió a su cuñado Anatoli Lunacharski, Maximo Gorki y a otros otzovistas en la isla de Capri, donde comenzaron una escuela para los trabajadores de una fabrica rusa. En 1910, Bogdánov, Lunacharski, Mijail Pokrovski y sus seguidores se trasladaron a la escuela de Bolonia, donde continuaron impartiendo clases hasta 1911, mientras Lenin y sus partidarios iniciaron una escuela rival a las afueras de París. Bogdánov rompió con los “otzovistas” en 1911 y abandonó las actividades revolucionarias. Después de seis años de su emigración política en Europa occidental, volvió a Rusia en 1914.

En Francia, Bogdánov trabajó en un estudio comparativo innovador del poder económico y militar de las naciones europeas, escrito entre 1912-1913. Fue el primer trabajo interdisciplinario sobre el análisis de sistemas, que más tarde fusionaría con la tectónica. En su trabajo introdujo principios modernos de la teoría de sistemas y análisis de sistemas. Sin embargo, sus trabajos sobre el análisis de sistemas no fueron traducidos en vida, por ello no se conocieron fuera de Rusia por muchos años.

Desde 1913 hasta 1922 estuvo inmerso en la redacción de un amplio tratado filosófico, Tectología: La organización universal de la ciencia, en el que se anticiparon muchas de las ideas básicas del análisis de sistemas, más tarde explorados por la cibernética.

La propuesta original de Bogdánov – Tectología – consistió en unificar las ciencias físicas, biológicas y sociales, por considerarlas como sistemas de relaciones. Su tratado de tectología, finalizado a principios de los años veinte, anticipó muchas de las ideas que serian popularizadas más tarde por Norbert Wiener enCybernetics y por Ludwig von Bertalanffy en La teoría general de los sistemas. Hay sugerencias de que ambos autores pudieron haber leído la traducción alemana de 1928 de “Tectología”. En Rusia, Lenin (y más tardeStalin) consideraron la filosofía natural de Bogdánov una amenaza ideológica al materialismo dialectico y el tratado fue suprimido de la opinión pública. Su redescubrimiento no ocurriría hasta la década de 1970. Como bolchevique no-leninista, el trabajo de Bogdánov tuvo gran influencia en las facciones disidentes de la Unión Soviética, que se volvieron en contra de la autocracia bolchevique entre los años 1920 y 1930, pero que aceptaron la necesidad de una revolución y el deseo de preservar sus logros.

In 1908 Bogdánov publicó la novela Estrella Roja, una utopía ambientada en Marte, en la cual realiza predicciones casi proféticas acerca de los desarrollos científicos y sociales. Su utopía además toca temas feministas que más tarde serían comunes en el desarrollo de la ciencia ficción.

En 1924, comenzó con sus experimentos de transfusión sanguínea, aparentemente esperando conseguir la eterna juventud o por lo menos un rejuvenecimiento parcial. La hermana de Lenin, María Uliánova, estuvo entre los muchos que se ofrecieron para formar parte de los experimentos. Después de someterse a 11 transfusiones de sangre, Bogadánov observó con satisfacción el mejoramiento de su vista, suspensión de la calvicie, y otros síntomas positivos. El revolucionario Leonid Krasin escribió a su esposa que «Bogdánov parece tener 7, no, 10 años menos después de la operación». Entre 1925-1926, Bogdánov fundó el Instituto para Hematología y Transfusiones Sanguíneas.

El 7 de abril de 1928 perdió la vida como resultado de uno de sus experimentos, cuando la sangre de un estudiante, que padecía de malaria y tuberculosis, le fue dada en una transfusión. Algunos académicos (por ejemplo Loren Graham) han especulado que su muerte pudo haber sido un suicidio, pues Bogdánov escribió una carta política agravante poco antes de su último experimento, mientras que otros lo atribuyen a la incompatibilidad sanguínea, cuestión poco entendida en la época.

Comentarios

  1. […] más allá de la estrella Sirio. Pero no fue la única: Estrella Roja (1908), del bolchevique Alexander Bogdánov –también  conocido por mantener una vehemente trifulca con Lenin en un congreso del partido que […]