Apple, el logotipo de la manzana del arcoiris

Apple, el logotipo de la manzana del arcoiris


El 1 de abril de 1976 Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne presentaron en la oficina del registro del condado de Santa Clara el acuerdo con el que creaban Apple Computer, Inc. El capital inicial fueron tan solo 1,300 dólares.

El logotipo original de la empresa es una manzana, inspirado en la manzana de Newton. Incluso mostraba la mítica escena del científico sentado leyendo bajo un árbol de manzana y una manzana colgando.  Feu diseñado por Ronald Wayne en 1976 y se inspiró en una cita de Wordsworth que también estaba inscrita en el logotipo que decía: “Newton … una mente que siempre viaja a través de extraños mares de pensamiento” con ‘Apple Computer Co.’ en una pancarta adornando el marco de la imagen.

Steve Jobs insistió en que el logotipo debía tener los colores del arco iris, para resaltar la humanización de la empresa y la calidad de imagen de sus computadoras, por lo cual en 1977 le encargó al diseñador Rob Janoff que se centrara más en la manzana. Janoff realizó el icónico logotipo con la “manzana del arco iris”, para conmemorar los descubrimientos de la gravedad (la manzana) y la separación de la luz (los colores) realizada por Isaac Newton y -posiblemente- para rendir homenaje al “fruto del árbol del conocimiento” en la historia de Adán y Eva. Incluso el término ‘Macintosh’ se refiere a una variedad particular de una manzana a la que Steve Jobs le gustaba. Era la época en que prácticamente vivía de manzanas.

Nacía una de las empresas más poderosas en computación de los próximos años.

En ese acuerdo Wozniak tenía un 45% de las acciones, Jobs otro tanto y el 10% restante fue para Wayne (este es el contrato que firmaron). Wayne no le vio futuro a la empresa y dos semanas después se retiraba de la aventura, vendiendo sus acciones por 800 dólares a Wozniak y a Jobs a partes iguales.

Steve Jobs y Steve Wozniak, los fundadores de Apple, se conocieron cuando tenían 16 y 21 años respectivamente, y fundaron la empresa 5 años después.

Apple, una empresa nacida de la contracultura, el 1 de abril de 1976

El logotipo original de Apple Computer

Apasionado por la electrónica Wozniak empezó a construir su propia computadora, creando el Apple I, que presentó con gran revuelo en el club informático Homebrew.

Jobs en cambio vio la gran oportunidad de negocio y empezó a promocionarla entre otros aficionados de la informática y tiendas de electrónica digital.

De inmediato les llegaron pedidos y colocaron unos 200 aparatos, pero necesitaban financiamiento para poder atender esa demanda que los rebasaba. Para ampliar el negocio Jobs logró que Mike Markkula invirtiese 250 000 dólares.

El contrato original de creación de Apple se subastó en diciembre de 2011 en Nueva York por 1 594 000 dólares.

Apple, una empresa nacida de la contracultura

En 1997 una campaña publicitaria mostró el origen de contracultura de Apple, la cual fue tan exitosa que se mantuvo como slogan de la empresa hasta 2002 y luego fue retomada en 2009 y desde ahí se mantuvo como un texto oculto en todas las máquinas hechas por Apple: “Think Different.

Cuando Wozniakcreo la Apple 1, la sociedad de EEUU estaba rodeada de una guerra fría y varias “guerras calientes” o activas, mientras que su juventud (y la de muchos otros países del mundo) luchaba por el respeto a los derechos civiles y humanos, enfrentados al “aparato” —como llamaban al estado, incluyendo el complejo industrial militar—.

En ese contexto la juventud impulsora de tecnología buscaba la forma de llevar la computación a todos, de volver el progreso accesible para todos. El “enemigo”, en cuanto a tecnología, eran las grandes máquinas computadoras que las grandes corporaciones fabricaban.

Y la “lucha” era crear máquinas mucho más accesibles.

En esa época Wozniak y Jobs, también en rebeldía con el stablishment, habían la universidad, para buscar algo más interesante, algo más cercano a todos. Wozniak se dedicaba a crear unos pequeños gadgets llamados Bluebox que conectados a un teléfono podían hacer llamadas saltándose las comprobaciones primitivas de las redes de telefonía de la época. Jobs y él vendieron varios cientos de unidades.

Poco después, y gracias a su interés en los microcomputadores, Wozniak diseñó en papel una versión del lenguaje de programación BASIC para microprocesadores Motorola 6800, así como los circuitos necesarios para que funcionara. Luego editaría levemente su código para que funcionara en los mucho más baratos procesadores MOS 6502, que operaban a la increíble velocidad de 1 Mhz.

Wozniak no pensaba en ser el fabricante de los equipos; simplemente quería que le compraran el diseño y que otros fueran quienes lo integrasen, pero Steve Jobs -con toda la visión de negocios- le convenció para convertir su diseño en realidad y ponerlo a la venta.

De entrada Steve Jobs le vendió a Byte Shop de Mountain View, una tienda local 50 unidades de los primeros diseños de lo que sería la Apple I, en 500 dólares cada una. Para cubrir esa entrega y con el dinero de un pago a 30 días, Jobs, Wozniak y varios amigos estuvieron día y noche soldando chips en placas.

Estaba en proceso de nacimiento la Apple I. Una simple placa base que contaba con un MOS 6502, 4 KB de memoria, y los puertos básicos para la época.

De ese diseño construyeron unas 200 unidades.

Fue algo revolucionario, porque en ese entonces lo más avanzado eran los teletipos, microcomputadores que tenían una impresora en vez de pantalla. La posibilidad de ver los datos en una televisión era un gran valor añadido.

El Apple I salió a la venta en julio de 1976 y al año siguiente, en 1977, Jobs y Wozniak crearon su propia empresa a la que bautizaron con el nombre de “Apple Computer Company”.

Fue el gran salto que llevó a que la empresa pudiese salir del garaje de la familia Jobs.

La cochera donde nació Apple

Apple nació en la cochera de la casa bicada en el 2066 de Crist Drive, en pleno Silicon Valley, a donde llegó la familia Jobs en 1968.

Ahí fue donde se firmó el acuerdo para crear Apple Computer en 1976.

En esa casa, Jobs tuvo sus encuentros iniciales con potenciales inversores, como Chuck Peddle de Commodore Computer y Don Valentine de Sequoia Capital.

La casa fue declarada el 30 de octubre de 2013 como “patrimonio histórico” de la ciudad de Los Altos, en California, lo cual implica que para asegurar la continuidad de esa casa unifamiliar tal y como estaba en el momento de la declaración, cualquier renovación o cambio que se le quiera hacer tendrá que tener el visto bueno de la ciudad.

En esa fecha la casa era propiedad de Patricia Jobs, hermana de Steve Jobs.

Nueve meses después, ya con recursos suficientes, la empresa se trasladó a la zona de Cupertino, que es donde se encuentra ahora.

Deja un comentario