Bola de fuego otoñal- Ollie Taylor

Bola de fuego otoñal- Ollie Taylor


El 14 de noviembre de 2017, aproximadamente a las 16:45 GMT, un meteorito del tamaño de un balón de fútbol entró en la atmósfera terrestre a unos 50 km al noreste de Darmstadt, Alemania, generando una bola de fuego brillante en el cielo, que fue vista por miles de personas en Alemania, Francia, Suiza, Austria y Luxemburgo, y que fue ampliamente divulgada por los medios.

Ollie Taylor, un fotógrafo de Dorset, Reino Unido, que estaba preparando tomas fotográficas en Italia, en la cadena montañosa de Los Dolomitas, captó ésta notable imagen: El pueblo de La Villa, Alta Badia, con la Osa mayor vista en el cielo de fondo.

Al anochecer del 14 de noviembre, estaba preparando una sesión nocturna de paisaje en Passo Falzarego, a 2200 m de altitud, con un clima claro pero frío -6ºC.

Ollie refirió: “Estaba componiendo una toma de esta escena, con la Osa Mayor de fondo. Yo quería hacer mi toma en el crepúsculo para que el cielo tuviera un bonito tono rosado. Contemplé la escena y decidí que mi toma era muy alejada. por lo que busque mi otra cámara que tenía puesta una lente de mayor acercamiento. En ese momento ví el meteoro y afortunadamente mi cámara estaba preparada para hacer la toma”.

“Fue un golpe de suerte -reconoce-, ya que tomé el meteoro, y también un gran fondo de paisaje”.

Pequeños trozos de roca entran a nuestra atmósfera todos los días, pero es raro que alguno arda tan alegremente y sea visto por tanta gente.

“Debido a la muy alta velocidad del meteoroide, que se estima en al menos 70 000 km/h, se supercalientan las moléculas de aire en su camino a medida que desacelera, creando una bola de fuego muy luminosa”, agrega Rudiger Jehn, de Space Situational Awareness de la ESA programa.

“Los observadores informaron el rumbo del meteoroide en detalle, lo que nos permitió estimar su destino final: arder a una altitud de unos 50 km por encima de Luxemburgo”.

Sobre éste meteorito se mandaron más de 1,150 avistamientos a la Organización Internacional de Meteoros, que tiene un sitio web para reunir los datos de dichos eventos en todo el mundo.

Durante el año se informaron de otras cuatro bolas de fuego en Francia y EE. UU. del 14 al 15 de noviembre, y la bola de fuego sobre Luxemburgo podría vincularse con la lluvia de meteoros de Tauride, según la organización.

Los comentarios están cerrados.