Brasil prohibe la pesca de tiburones y rayas, por estar en peligro de extinción

Tiburón de punta blanca


El gobierno brasileño prohibió la pesca en sus aguas territoriales del tiburón oceánico o de puntas blancas, así como la de la familia entera de rayas o mantas conocida como Mobulidae, por ser especies consideradas en amenaza de extinción, y como estrategia para preservarlos.

Según una Instrucción Normativa del Ministerio de Medio Ambiente publicada el 13 de marzo en el Diario Oficial de la Unión, a partir de ese día quedó prohibida la pesca, el almacenamiento a bordo, el transporte, el desembarque y la comercialización del tiburón de punta blanca.

En cambio la prohibición para la pesca de las rayas se emitió al día siguiente, en términos similares.

La medida determina que los pescadores que capturen ejemplares de cualquiera de las especies protegidas, aunque sea accidentalmente, tendrán que devolverlos al mar vivos o muertos.

Los barcos que sean sorprendidos cargando aletas o ejemplares de tiburón blanco perderán la licencia para pescar en Brasil.

En el caso del tiburón, Brasil defiende que se prohiba la comercialización de esta especie en las negociaciones de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Salvaje en Peligro de Extinción (Cites), y para mostrar su determinación adoptó unilateralmente la medida en sus aguas jurisdiccionales.

La especie Carcharhinus longimanus, una de las más comunes entre los tiburones, corre el riesgo de extinción por la pesca predadora a la que es sometido debido a que es una de las más demandadas entre los consumidores de la sopa de aleta de tiburón.

 

Las rayas vulnerables de extinción

 

En el caso de las rayas la veda fue recomendada por los especialistas del estatal Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad. que participaron en un Taller de Evaluación de la Conservación de las Especies Chondrichthyes Brasileñas.

“La evaluación clasificó a las seis especies brasileñas de rayas de la familia Mobulidae como vulnerables a la extinción”, según dijo el coordinador de la Gerencia de Biodiversidad Acuática y Recursos Pesqueros del Ministerio de Medio Ambiente, Roberto Gallucci.

Señaló el funcionario que Brasil es uno de los países líderes en iniciativas internacionales para proteger a este grupo de animales.

Como otras especies de peces cartilaginosos, las rayas Mobulidae se caracterizan por su baja fecundidad (una cría por gestación a cada dos o tres años), madurez tardía, crecimiento lento, gran masa corpórea y elevada longevidad.

Sus poblaciones son fragmentadas y emigrantes, y están distribuidas de forma esparcida en aguas tropicales. Todas esas características facilitan su extinción.

La única excepción para ambas especies serán los animales que sean pescados para investigaciones científicas previamente autorizadas.

(Con información de Xinhua)

Deja un comentario