Charles Greeley Abbot

Charles Greeley Abbot


Sandra Isabel Jiménez Mateos *

Charles Greeley Abbot, quien calculó el valor de la temperatura del Sol, y determinó la distribución de la energía solar, nació en Wilton, New Hampshire, EEUU el 31 de mayo de 1872 y estudió en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde se graduó en 1894 en con especialización en fisicoquímica.

El inicio de su carrera como astrónomo carecía de cualquier esplendor, pues en 1895 fue nombrado ayudante de Samuel Pierpont Langley, director del Observatorio Astrofísico Smithsoniano (SAO por sus siglas en inglés), quien lo contrató por su destreza para el trabajo de laboratorio, aún cuando carecía de experiencia en astronomía. Aún así, ahí desarrolló toda su carrera, institución a la que contribuyó a dar gran prestigio.

Como ayudante de Langley trabajó en el estudio de la porción infrarroja del espectro solar, así como en las mediciones de la constante solar de radiación, la cantidad de energía solar que recibe La Tierra.

Langley se enfrascó tanto en sus experimentos que el trabajo de dirección del SAO la desarrolló en si Abbot. En 1907, tras el fallecimiento de Langley el año anterior, asumió la dirección del observatorio formalmente, y se propuso profundizar en las mediciones de la constante solar y sus variaciones cíclicas.

Logró fama internacional durante los treinta y cinco años siguientes por sus investigaciones sobre la constante solar de radiación, pronóstico del tiempo a largo plazo y estudios sobre los ciclos solares. Los datos que recogiera diariamente durante más de tres años le permitieron afirmar en 1913 la existencia de una correlación definida entre las temperaturas terrestres y los aumentos de radiación solar.

Observó que esas variaciones se dan cuando la radiación entra en la atmósfera terrestre, hecho que comprobó mediante la medición a distintas alturas de la capa atmosférica; estudió la influencia de esas variaciones en el clima (lo que resultó fundamental para un mejor conocimiento de las predicciones meteorológicas a largo plazo) y en el proceso de la fotosíntesis.

Inventó un aparato para producir electricidad a base del calor solar, el que con espejos y lentes de zafiro calienta el aire hasta altísimas temperaturas y hace funcionar una turbina conectada con un generador eléctrico. Calculó diámetros y radiaciones de estrellas brillantes.

Como funcionario, Abbot también llegó a Secretario General del Smithsoniano en 1928, cargo desde el cual sorteó la Gran Depresión que vivió Estados Unidos, así como la Segunda Guerra Mundial.

Las obras principales de Abbot fueron El Sol (1911), La Tierra y las estrellas (1925), El Sol y el bienestar del hombre (1928) y Grandes inventos (1932).

Abbot se retiró de sus funciones como director de SAO y Secretario del Smithsoniano en 1944, con lo cual fue el primer secretario del Smithsoniano que no murió en ejercicio del cargo. Delegó sus facultades a su asistente secretario Alexander Wetmore, quien lo sucedió en el puesto.

El 17 de diciembre de 1973 en Rivendale Massachusetts, falleció el astrónomo y astrofísico norteamericano

En honor de Abbot se denominó a un cráter de la Luna y había nacido en Wilton, New Hampshire, Estados Unidos, el 31 de mayo de 1872.

  • Investigadora del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales, de la Universidad Veracruzana

Deja una respuesta