Charles Dickens, el escritor más sobresaliente de la era Victoriana en Inglaterra


Sandra Isabel Jiménez Mateos *

Charles Dickens, como es conocido mndialmente, o Charles John Huffam Dickens, como es su nombre completo, nació en Portsmouth, Inglaterra, el 7 de febrero de 1812, hijo de John y Elizabeth Dickens. Creador de obras memorables, como Oliver Twist y su muy famoso Cuento de Navidad.

Charles Dickens se convirtió en el escritor más sobresaliente de la época Victoriana, por sus historias épicas, personajes vivos y representación exhaustiva de la vida contemporánea.

En 1822, su familia se trasladó de Kent a Londres, y dos años más tarde su padre (un oficinista de la Pagaduría de la Armada, endeudado siempre, por su tendncia al despilfarro) fue encarcelado por deudas. Junto con John Dickens llegó a la cárcel su familia, pues entonces se permitía que acompañasen al preso en su encierro. Charles en cambio se fue a una casa de acogida y acudía los domingos a visitar a su padre y al resto de la familia.

A los 12 años, obligado por la situación y por que se consideró que ya tenía edad para comenzar a trabajar el joven Charles obtuvo empleo en una fábrica de betún para calzado, con jornadas extenuantes de 10 horas diarias. Esa experiencia la convirtió en escuela al asimilar las duras condiciones de vida de las clases más humildes, lo cual lo sensibilizó al grado de plasmarlo en buena parte de su obra y guió su acción social para denunciar estas situaciones.

Después de tres años pudo regresar a la escuela, pero la experiencia laboral la plasmó en dos de sus novelas más conocidas ‘David Copperfield’ (considerada como autobiográfica) y ‘Great Expectations’. De hecho su padre fue la inspiración para el personaje del señor Micawber en “David Copperfield”. Su sentimiento por lo vivido en esa época lo plasmó en David Copperfield con estás palabras: «Yo no recibía ningún consejo, ningún apoyo, ningún estímulo, ningún consuelo, ninguna asistencia de ningún tipo, de nadie que me pudiera recordar. ¡Cuánto deseaba ir al cielo!»

Por lo mismo de que tuvo que trabajar desde joven su formación fue autodidacta por completo, con excepción de dos años y medio que estuvo en una escuela privada; aún así, su gran inteligencia le permitió conseguir empleo como pasante de abogado en 1827, aunque para entonces –con 15 años de edad- ya tenía claro que deseaba ser dramaturgo y periodista.

Su padre, al salir de la cárcel se metió a trabajar como reportero, paso que después siguió Charles Dickens, comenzando en “El espejo del Parlamento” y “The True Sun.

Aprendió taquigrafía –el método más usado para tomar apuntes con rapidez- y comenzó a escribir; empezó redactando crónicas de tribunales para luego volverse periodista parlamentario para The Morning Chronicle y, desde esa posición, y con los contactos que obtuvo pudo publicar con el seudónimo de Boz, una serie de artículos inspirados en la vida cotidiana de Londres (Esbozos de Boz).

Se casó en abril de 1836 con Catalina Hogarth, hija de George Hogarth director del Morning Chronicle, la cual propició que se publicase los “Esbozos de Boz” entre 1836 y 1837, y después Los papeles póstumos del Club Pickwick, y los posteriores Oliver Twist y Nicholas Nickleby. Para entonces, Charles ya era todo un escritor.

El periódico y Dickens decidieron publicar las novelas en entregas para poder llegar a un mayor público e incentivar la venta del periódico, porque la mayoría de las personas carecía de recursos para comprar libros.

Sus escritos alcanzaron fama internacional y tanto en Inglaterra como en el extranjero eran esperados con entusiasmo por sus lectores, entre los cuales ejerció una importante influencia, al pronunciarse sobre los temas de su época.

Su obra evolucionó desde un estilo ligero a la actitud socialmente comprometida de Oliver Twist.

La fama internacional hizo que fuera recibido con grandes honores en Estados Unidos, en 1842; sin embargo, pronto se desengañó de la sociedad estadounidense, al percibir en ella todos los vicios del Viejo Mundo. Esto le dio material para publicar sus críticas, en una serie de artículos y construir la novela “Martin Chuzzlewit”, materiales que indignaron a la alta sociedad de Estados Unidos, y que a la vez fueron el fracaso más sonado de su carrera en el Reino Unido. Sin embargo, recuperó el favor de su público en 1843, con su obra más famosa “Cuento de Navidad.

Después de unos viajes a Italia, Suiza y Francia, realizó algunas incursiones en el campo teatral y fundó el Daily News, periódico que tendría una corta existencia. Su etapa de madurez se inauguró con “Dombey e hijo” (1848), novela en la que alcanzó un control casi perfecto de los recursos novelísticos y cuyo argumento planificó hasta el último detalle, con lo que superó la tendencia a la improvisación de sus primeros títulos, en que daba rienda suelta a su proverbial inventiva a la hora de crear situaciones y personajes, lo que provocó falta de unidad de algunas obras. En 1849 fundó el Houseold Words, semanario en el que, además de difundir textos de autores poco conocidos, como su amigo Wilkie Collins, publicó “La casa desierta” y “Tiempos difíciles”, dos de las obras más logradas de toda su producción. En las páginas del Houseold Words aparecieron también diversos ensayos, casi siempre orientados hacia una reforma social.

A pesar de los diez hijos que tuvo en su matrimonio, las crecientes dificultades provocadas por las relaciones extramatrimoniales de Dickens condujeron finalmente al divorcio en 1858, al parecer a causa de su pasión por una joven actriz, Ellen Teman, que debió de ser su amante. Dickens hubo de defenderse del escándalo social realizando una declaración pública en su periódico. En 1858 emprendió un viaje por el Reino Unido e Irlanda, donde leyó públicamente fragmentos de su obra. Tras adquirir la casa donde había transcurrido su infancia, Gad’s Hill Place, en 1856, pronto la convirtió en su residencia permanente.

La gira que inició en 1867 por Estados Unidos confirmó su notoriedad mundial, donde también dio conferencias contra la esclavitud; ahí, tanto sus obras como su postura fueron aplaudidos en largas y agotadoras conferencias, entusiasmó al público con las lecturas de su obra e incluso llegó a ser recibido por la reina Victoria poco antes de su muerte, acelerada por las secuelas que un accidente de ferrocarril dejó en su ya quebrantada salud.

Igualmente visitó Italia, con compañeros como Augustus Egg y Wilkie Collins, un contemporáneo escritor que inspiró la novela final inacabado “El misterio de Edwin Drood ‘.

Charles Dickens murió de un infarto el 9 de junio de 1870, en Gad’s Hill, Inglaterra. Está enterrado en la Abadía de Westminster.

  • Investigadora del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales, de la Universidad Veracruzana

Los comentarios están cerrados.