Williamina Paton Stevens Fleming, con las calculadoras humanas- Archivo de la Universidad de Harvard c

Williamina Paton Stevens Fleming, con las calculadoras humanas- Archivo de la Universidad de Harvard c


El 15 de mayo de 1857 nacía en Dundee, Escocia, Williamina Paton Stevens Fleming, quien pasó de ser sirvienta a una astrónoma que hizo historía.

Dotada de una inteligencia preclara, a los 14 años tenía el doble papel de alumna y maestra.

En mayo de 1877 se casó con James O. Fleming, con quien emigró al año siguiente a los Estados Unidos, instalándose en Boston, en el verano de 1878. Al año siguiente estando embarazada su marido la abandonó, lo que la obligó a buscar trabajo, el cual consiguió como sirvienta en la casa de Edward C. Pickering, director del Observatorio de Harvard.

Pickering, frustrado por lo ineficaz de su asistente masculino en el Observatorio, lo despidió, diciéndole que quien servía en su casa, podría desempeñar mejor su trabajo y le ofreció el empleo, aunque inicialmente de forma temporal.

No le faltaba razón. Williamina pronto probó sus habilidades y que estaba dotada para hacer ciencia, por lo que en 1881 pasó a ser miembro permanente del personal de investigación y pasó a estar a cargo de docenas de mujeres jóvenes –las denominadas calculadoras– que clasificaban los miles de datos del observatorio, alas cuales dirigía con una férrea disciplina.

Tal fue la entrega de Fleming, que acabaría elaborando un sistema de clasificación de estrellas en función del hidrógeno en su espectro, con el que catalogó más de 10,000 estrellas. Durante los siguientes 30 años realizó análisis de espectros estelares, y en 1898 la designaron conservador del archivo de fotografías astronómicas en Harvard, primer cargo institucional de Havard que se concedía a una mujer.

En 1907 publicó un estudio de 222 estrellas variables que ella había descubierto. En 1910 publicó su descubrimiento de las “enanas blancas, estrellas muy calientes y densas en una etapa final de su existencia. Sin embargo Fleming es conocida principalmente por su trabajo sobre la clasificación de espectros estelares. Usando una técnica que fue denominada de Pickering-Fleming, estudió las diez mil placas de fotografías tomadas para el Memorial de Henry Draper, un proyecto dedicado al astrónomo aficionado Henry Draper, de Nueva York.

En transcurso de su trabajo descubrió 10 novas, 52 nebulosas gaseosas, 310 estrellas variables. También estableció los primeros estándares fotográficos de magnitud usados para medir el brillo de las estrellas variables.

Sus trabajos más importantes incluyen el Draper Catalogue of Stellar Spectra (1890), A Photographic Study of Variable Stars (1907) y Stars Having Peculiar Spectra (1912).

Como reconocimiento a su trayectoria, en 1906 fue la primera mujer elegida por la Royal Astronomical Society. Su trabajo proporcionó las bases para las contribuciones futuras de Annie Jump Cannon.

Fleming falleció en Boston, Massachusetts, el 21 de mayo de 1911.

En la imagen, tomada en el Observatorio Harvard en Cambridge, Massachusetts, Fleming (de pie, en el centro de la fotografía) cerca del año 1890 junto a las calculadoras humanas –que fueron conocidas coloquialmente como el harén de Pickering– catalogan estrellas del firmamento.

Deja un comentario