El pianista Dave Kikoski y la saxofonista Melisa Aldana coincidieron en que la dedicación y perseverancia son elementos fundamentales en la formación de un músico, sin embargo son subestimados por quienes inician su trayectoria no sólo en el jazz sino en la música en general. Así lo refirieron al impartir sendas clase maestras en el Centro de Estudios de Jazz de la Universidad Veracruzana (Jazzuv).

Kikoski se enfocó en la interpretación, donde resaltó la importancia de la sencillez, “no por parecerles simple crean que es fácil”, dijo, “hasta lo más sencillo encierra matices que muchas veces no nos damos cuenta sino hasta que miramos a detalle”, advirtió.

A partir de ejemplos que interpretó al piano, explicó de manera escalonada a los asistentes –entre los que se encontraban profesores deJazzuv como Edgar Dorantes– las variantes rítmicas que pueden acompañar una escala y su ejecución.

Recordó a los universitarios la importancia de practicar de manera constante y con un objetivo claro, aunque reconoció que es con la experiencia como se puede acceder a esta forma de conocimiento, porque los jóvenes en muchas ocasiones tratan de abarcar muchas cosas a la vez.

“Se debe tener una dirección y si se sabe adónde tienes que llegar puedes tomar diferentes caminos, es como cocinar: tienes los ingredientes y sabes cómo hacerlo, puedes experimentar con alguno para mejorar el sabor”, explicó.

Por otro lado, la saxofonista chilena Melisa Aldana habló sobre la importancia de practicar con la música que sea más entrañable, porque así la constante repetición no se convierte en una tarea monótona.

Dijo también que es importante transcribir los solos de músicos favoritos, “hasta el solo más sencillo tiene ciertos detalles que van surgiendo durante la práctica”, por eso es importante practicarlos de forma constante, opinó.

Comentó a los jóvenes que este ejercicio permite “impregnarse” del sonido y que poco a poco las ideas fluyan de manera natural y sea posible tener una idea más clara de lo que buscaba expresar el artista que se está estudiando.

Aconsejó hacer uso de la tecnología que está disponible, ya que facilita enormemente el aprendizaje y recordó a los estudiantes que la mejor manera de aprender algo es comenzando de manera lenta y gradualmente alcanzando la forma de ejecución a la que aspiran interpretar.

En la sesión de preguntas Aldana respondió que se requiere toda una vida para encontrar la voz propia en el instrumento, por ello no se debe dejar a un lado la práctica, inclusive si se tiene poco tiempo focalizar los elementos que se deben corregir o superar.

Las escalas pueden ser aburridas, reconoció, no obstante se debe buscar la música que motive a practicar, ello permitirá desplazar la atención de las repeticiones y concentrarse en otros aspectos como el tono y el sonido.

Finalmente dijo que en su caso la inspiración no proviene de artistas, sean hombres o mujeres, porque la música no tiene géneros de ningún tipo y son las composiciones las que le motivan a escucharlas e interpretarlas.

Deja un comentario