Día Mundial de la Población 2015, casi 60 millones de despalazados en el mundo

Niños en un campamento de desplazados, República Centroafricana, Catianne Tijerina, Foto ONU


Nunca antes, desde el fin de la segunda guerra mundial, tantas personas en todo el planeta se habían visto obligadas a abandonar sus hogares. Hoy son casi 60 millones de personas quienes han tenido que huir de los conflictos o desastres, siendo las mujeres y las adolescentes especialmente vulnerables, apuntó Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas.

Al conmemorar el Día Mundial de la Población 2015, con el lema “Poblaciones Vulnerables en Situaciones de Emergencia”, Ban Ki-moon, acusó que “los extremistas violentos y los grupos armados cometen abusos terribles que provocan traumas, embarazos no deseados e infección por el VIH y otras enfermedades” y añadió que “la vergüenza y la responsabilidad recaen directamente sobre los hombros de los autores de esos actos cobardes que se ensañan en el cuerpo de las víctimas inocentes”.

Ban Ki-moon destacó que esas mujeres distan de ser solo víctimas, y refirió que en la ONU se debe proteger firmemente su salud, incluida la sexual y reproductiva, y atender a sus necesidades como una prioridad en las operaciones de socorro de emergencia.

Por su parte Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, mencionó que incluso en condiciones normales, las complicaciones de la salud reproductiva son la principal causa de la muerte y la enfermedad de miles de mujeres en edad de procrear.

En ese contexto mencionó que se estima que en situaciones humanitarias es probable que una de cada cinco mujeres y niñas adolescentes estén embarazadas, pero al ser frecuente que no se disponga de atención calificada de parto o de emergencia obstétrica, es todavía mayor el riesgo de muerte y de sufrir lesiones que corren las mujeres y las niñas adolescentes, sobre todo las que se encuentran en condiciones de desplazamiento.

Por su parte Ban Ki-moon agregó que “al propio tiempo, debemos promover constantemente los derechos humanos de las mujeres, tanto en tiempos de conmoción como de calma, para que puedan ayudar a evitar los conflictos, mantenerse firmes en caso de que ocurran, y fomentar el proceso de cicatrización de las heridas, que es tan necesario en las sociedades asoladas por la guerra”.

En este año en que las Naciones Unidas celebran su 70º aniversario, con ocasión del Día Mundial de la Población, instó a los países a que se comprometan a obtener resultados audaces que hagan de 2015 un momento de acción mundial, asignando la máxima prioridad a las personas, a fin de que ayuden a fomentar la resiliencia, la paz y la prosperidad sostenible para las generaciones futuras.

Babatunde Osotimehin, enfatizó que además, muchas mujeres que sobreviven una crisis pasan a encabezar un hogar, con la responsabilidad exclusiva del cuidado de sus hijos. Con frecuencia deben superar inmensos obstáculos para ocuparse de la salud y la atención de los hijos, los enfermos, los heridos y los ancianos, y cargan con el mayor peso del socorro y la reconstrucción. Como consecuencia, han de dejar de lado sus propias necesidades al ocuparse de otros.

Los comentarios están cerrados.