Los turistas que pasean por el malecón de Puerto Baquerizo, en Galápagos, miran sorprendidos los lobos marinos que descansan al sol sobre los bancos del paseo, pero lo que la mayoría de ellos ignora es que la especie, en peligro de extinción, tiene aquí uno de sus refugios más seguros. 

Un estudio de diciembre de 2012 de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG) indica que la población de lobos marinos de este archipiélago ecuatoriano ha disminuido en un 50 % en los últimos treinta años.

Deja un comentario