Solsticio de invierno- imagen de analisiscioclimaticos

Solsticio de invierno- imagen de analisiscioclimaticos


El solsticio de diciembre de este 2016 será este 21 de diciembre, dándole énfasis al día más corto del año, tanto que la noche ocupará 14 horas y 9 minutos, mientras que el día durará 10 horas y 51 minutos

La conjunción será a las 10 horas con 44 minutos del 21 de diciembre, de acuerdo con el Tiempo Universal Coordinado; las 4:44 de la hora estándar del centro, o las 4:44 de la ciudad de México.

El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste. Aunque en teoría el solsticio de invierno solo dura un instante, este término también se usa normalmente para referirse a las 24 horas del día en que tiene lugar.

Este es la conjunción del solsticio de invierno para el Hemisferio Norte del planeta, y la Solsticio de Verano para el lado Sur.

Del Ecuador hacia arriba comienza el Invierno; del Ecuador hacia abajo inicia el verano.

Este es el día en el que el periodo de luz es el más corto del año y la noche más larga. En esta conjunción el Sol sale más tarde y se pone más temprano y provoca que en el de invierno pueda llegar a parecer que el Sol sale y se pone por el mismo lugar, mientras que en verano, da la sensación de que sale por un punto y se pone por el opuesto.

El calculo aproximado, y dependiendo de cada lugar en la Tierra, es que la duración del periodo de luz será de 9 horas y 17 minutos, a diferencia de las 15 horas y 3 minutos que suele durar el día más largo.

El Solsticio de Invierno se produce cuando la elevación máxima diaria del sol está en su punto más bajo (sobre la latitud 23.5 grados Sur) y el Polo Norte está inclinado más lejos del sol. Esto se traduce en menor número de horas de luz del día y la noche más larga del año.

El significado del Solsticio

La palabra solsticio se deriva del latín sol (‘Sol’) y sístere (‘permanecer quieto’), la permanencia del Sol, y designa al momento en que el Sol parece estar en sus puntos norte y sur más extremos.

“Son puntos de la eclíptica que están a la máxima distancia del ecuador celeste. En el hemisferio norte, el solsticio de verano ocurre alrededor del 21 de junio y el de invierno cerca del 22 de diciembre, aproximadamente. Estas fechas corresponden al día más largo y corto del año, respectivamente”, apunta el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en su “Anuario del Observatorio Astronómico Nacional”.

El significado o interpretación de este evento ha variado en las distintas culturas del mundo, pero la mayoría de ellas lo reconoce como un período de renovación y re-nacimiento, que conlleva festivales, ferias, reuniones, rituales u otras celebraciones. Por eso es que las festividades modernas se traslapan con las ceremonias y celebraciones que tenían las culturas anteriores.

Un ejemplo de esto es Newgrange, en Irlanda, que está diseñada para capturar la luz en este preciso momento, mientras que los romanos, festejaban las Saturnalias, en honor al dios homónimo,.

En el 45 a. c., en el calendario juliano se estableció el 25 de diciembre como el solsticio de invierno de Europa. Había una diferencia entre el año civil (365,2500 días) y el año tropical (365,2422 días), y esa diferencia provocó que el solsticio astronómico no cayera siempre el mismo día, sino que se adelantara aproximadamente tres días cada cuatro siglos.

En 1582, el papa Gregorio XIII decretó el cambio al nuevo calendario gregoriano, con lo que el solsticio de invierno (en el hemisferio norte) sucedía alrededor del día 21 de diciembre. Anualmente, en el calendario gregoriano el solsticio fluctúa ligeramente, pero a largo plazo (solo alrededor de un día cada 3000 años).

El invierno es una palabra de significado subjetivo, puesto que no tiene un principio o mitad que esté científicamente establecido, sin embargo en el caso del solsticio de invierno podemos calcular con exactitud el segundo en el que ocurre.

A lo largo del siglo XXI el invierno se iniciará en los días 20 a 22 de diciembre, siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

Durante esta temporada se tendrá que los planetas Venus y Marte serán fácilmente visibles mirando hacia el oeste tras la puesta de Sol, y Saturno se vera hacia el sur-este antes del amanecer. Júpiter se verá entrada la noche, y el 6 de febrero estará en oposición, momento en el que alcanzará su máximo brillo anual y saldrá por el este en el momento en que el Sol se ponga por el oeste.