El equinoccio de septiembre 2018, el 22 y 23. El Otoño para el Norte, la Primavera para el Sur

La Tierra en el Equinoccio vista desde el espacio-NASA


El equinoccio de septiembre (otoño para la parte norte del planeta, y primavera para el sur) ocurrirá el 23 de septiembre a las 1:54 del Tiempo Universal Coordinado (UTC por sus siglas en inglés) ) (o sea a las 19:54 del 22 de septiembre hora de la Ciudad de México).

La nueva estación durará 89 días y 20 horas ése año, y terminará el 21 de diciembre, cuando daremos la bienvenida al invierno.

Durante éste periodo estará la lluvia de las Oriónidas, con unos 5 meteoros por hora en la noche del 21 al 22 de octubre. El 5 y 6 de noviembre estará la lluvia de las Táuridas y la noche del 17 al 18 de noviembre se verán las Leónidas, si bien será una lluvia de poca actividad en el hemisferio norte.

El equinoccio de septiembre, es el momento del año en que el día tiene la misma duración que la noche. Astronómicamente, en casi todo el planeta, salvo en los polos, el día dura exactamente igual que la noche, es decir 12 horas cada uno y ese es precisamente el significado de la palabra equinoccio: equi “igual” y nox “noche”, “noche igual al día”.

En ese instante, el eje de la Tierra es exactamente perpendicular a los rayos del Sol. Este fenómeno ocurre dos veces al año, en los meses de marzo y septiembre.

A partir de ese momento los días serán cada vez más cortos.

Es por ello que se habla del equilibrio de la luz y la oscuridad, en la eterna danza de estas dos fuerzas que, más que opuestos, son complementos (y en el equinoccio por un momento la dualidad se cancela, sólo para retomar su juego polar, el perennesolve et coagula).

Así, el equinoccio es el gran marcapasos de la naturaleza, la luz que revela los ritmos de la naturaleza.

Deja un comentario