LA HABANA, (Xinhua) — Uno de los sitios más emblemáticos de la capital cubana, el Malecón, se convertirá por estos días en una inmensa galería a cielo abierto con la exhibición de obras que participan en la XI Bienal de La Habana, que durante un mes reúne en la isla a artistas de 40 países.

     Unas 25 instalaciones, esculturas y actuaciones, algunas de gran formato,se exhibirán desde este domingo en el largo muro costero que recorre la zona norte de La Habana, adelantó a Xinhua el coordinador y curador de la muestra, el cubano Juan Delgado.

     El proyecto, nombrado Detrás del muro, convertirá al popular sitio en una galería de arte como nunca antes pues -recordó Delgado- el Malecón fue objeto de otras acciones (en las Bienales), pero nunca llegaron a tal magnitud.

     “El malecón como eje para la curaduría se ajusta perfectamente a la propuesta de la Bienal, en tanto al imaginario social. Me parece que es el lugar más democrático para todos los cubanos, no solo de los capitalinos,sino para todo el que nos visita”, dijo el curador.

     Delgado, quien vive en las cercanías del malecón, aseguró que “intervenirlo satisface mi vanidad, mi ego, en este gran homenaje a la gran diosa del mar, Yemayá o la Virgen de Regla, además de ser también un homenaje al pasado, el presente y el futuro”.

     La singular exposición incluye, entre otras, obras de Roberto Fabelo (Garras en  la piedra), Florencio Gelabert (Islas), Maria Magdalena Campos (Fefa),  Esterio Segura (Submarinos hecho en casa), Alexander Arechea (Nadie escucha) y Arlés del Río (Fly away).

     “Pienso que este proyecto no debe quedar solo en el espacio del malecón,ojalá haya otras propuestas internacionales”, subrayó Delgado, quien agregó que las piezas estarán en la exposición al aire libre hasta el 11 de junio.

     “Me gusta documentar muy bien cada exhibición donde trabajo, por ello estamos planteándonos hacer un libro, con el apoyo del mecenas estadounidense Gilbert Brownstone, que hemos soñado como registro del pasado, el presente y el futuro de la exposición”, agregó Delgado.

     Como parte de la Bienal, que será inaugurada este jueves, hoy se presentó el libro Malecón, un ensayo que recoge más de 85 fotos de la serie de mismo nombre,realizada entre 2001 y 2011 por el  pintor cubano Luis Enrique Camejo.

     Conocido también como “El muro de las lamentaciones” por ser el sitio adonde van los habaneros a descargar sus penas o buscar consuelo, el Malecón es una extensa pared de siete kilómetros que funciona como un balcón al mar.

     Cada día, miles de habaneros acuden al Malecón a enamorar, escuchar música, leer, charlar con sus amigos o simplemente buscar un soplo de aire fresco en la caliente capital de la isla.

     El popular muro, sitio de miles de citas amorosas, comenzó a ser construido a inicios del siglo XX, pero se dilató una y otra vez por  falta de financiamiento hasta que finalmente se terminó en 1952.

     En la Bienal participan 180 artistas de más de 40 países, que exhibirán sus  obras en teatros, museos y calles, entre ellos el austriaco Hermann Nitsch, la serbia Marina Abramovic, el estadounidense Andrés Serrano, el brasileño Carlito  Carvalhosa, la pareja ruso-estadounidense de Ilya y Emilia Kabakov y el polifacético mexicano Javier Orozco.

     Como es habitual, la mayoría de los creadores que participan en la Bienal proceden de Latinoamérica aunque en esta edición Africa tiene un lugar destacado con 14 artistas de ese continente.

Deja un comentario