La expectativa era desde un principio, que el Premio Nobel de Física 2013 se entregaría a los descubridores teóricos del Boson de Higgs, o partícula de Dios, como también se le llama: el científico belga Francois Englert y el británico Peter Higgs.

Y la misma se cumplió éste 8 de octubre, cuando la Real Academia de Ciencias de Suecia hizo el anuncio de que el premio se les otorga “por su descubrimiento teórico de un mecanismo que contribuye a nuestro entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas, y que recientemente fue confirmado mediante el descubrimiento de la predicha partícula fundamental, por los experimentos de ATLAS y CMS en el Gran Colisionador de Hadrones del CERN”, expuso Staffan Normark, secretario permanente de la referida academia.

“En 1964, propusieron la teoría independientemente de cada uno (Englert junto con su fallecido colega Robert Brout). En 2012, sus ideas fueron confirmadas por el descubrimiento de una llamada partícula Higgs en el laboratorio del CERN en las afueras de Ginebra, Suiza”, apunta la declaración emitida por la academia.

La teoría premiada es la parte central del Modelo Estándar de la física de partículas que describe cómo el Universo es construido, añadió.

A partir de que Englert, Brout y Higgs plantearon la existencia del bosón de Higgs, empezaron los esfuerzos para ubicarla, pero esto tardó décadas por las enormes dificultades experimentales que conllevaba su detección precisa e inequívoca.

Hasta julio del año, el bosón de Higgs fue finalmente identificado por los detectores ATLAS y CMS, los dos mayores experimentos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), del CERN. Un hito histórico para toda la comunidad científica.

“Estoy sorprendido porque el premio Nobel de este año haya ido para la física de partículas”, declara el director del CERN, Rolf Heuer. “El descubrimiento del bosón de Higgs en el CERN en año pasado, que verifica el mecanismo Brout-Englert-Higgs, marca la culminación de décadas de esfuerzo intelectual de mucha gente de todo el mundo”.

La expectativa también era que el Nobel podía ser entregado a la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) que con sus experimentos confimó la existencia del bosón, probablemente porque la Academia Karolinska no suele distinguir a instituciones.

Cuando se presentó el descubrimiento, el ya veterano Higgs derramó lágrimas de contento: su teoría y eso intangible que llevaba su nombre era como confirmado como existente.

Este 8 de octubre, en cuanto conoció que había recibido el Nobel, el físico británico admitió sentirse “abrumado”, mediante una declaración divulgada por la Universidad de Edimburgo, en la cual el investigador también felicitó a todos los que han trabajado para conseguir este avance.

La teoría de Higgs explica que existe un campo que permea todo el Universo, y las partículas se mueven a través de ese campo igual que peces en el agua. La masa sería precisamente la cantidad de resistencia encontrada por las partículas al moverse por el campo de Higgs. Algunas partículas, como los fotones, no tienen masa y pueden viajar a la velocidad de la luz. Todas las demás (protones, electrones, neutrones…) se mueven más despacio porque se encuentran con esa resistencia e interactúan con las «piezas» mínimas que componen el campo, esto es, los bosones de Higgs.

Cuando colisionan con ellos, las partículas pasan de ser «paquetes de energía» a «paquetes de materia». De esta forma, se crean todos los objetos sólidos, desde las estrellas al más diminuto insecto, pasando, por supuesto, por nosotros mismos.

La confirmación de la existencia del bosón de Higgs ha requerido la participación de miles de investigadores y una inversión de al menos 5,500 millones de dólares. Aún no está claro a dónde conducirá este descubrimiento en el campo de la Física, considerado uno de los mayores del siglo, pero su impacto es innegable.

Este es el segundo Premio Nobel anunciado este año, y cada premio consiste en una medalla, un diploma personal y un premio en efectivo de ocho millones de coronas suecas (unos 1,2 millones de dólares estadounidenses).

El lunes, el Premio Nobel de Fisiología o Medicina fue otorgado a James E. Rothman, Randy W. Schekman y Thomas C. Sudhof.

Los Premios Nobel, concedidos anualmente, se anuncian usualmente en octubre y se entregan el 10 de diciembre, el aniversario de la muerte en 1896 de Alfred Nobel, industrialista sueco e inventor de la dinamita.

Los Premios Nobel de Física 2013

Peter Higgs (Newcastle upon Tyne-Reino Unido, 1929) estudió Física en el King’s College de la Universidad de Londres, donde se doctoró en 1954. Ese año se trasladó a la Universidad de Edimburgo, donde inició su labor docente e investigadora y, salvo un paréntesis de cuatro años en Londres, desarrolló toda su carrera, alcanzando la cátedra de Física Teórica en 1980. Desde 1996 es catedrático emérito de esta universidad. El estudio Broken Symmetries, Massless Particles and Gauge Fields, publicado en septiembre de 1964 en Physics Letters, junto al trabajo Broken Symmetries and the Masses of Gauge Boson que apareció un mes después en Physical Review Letters, son los artículos en los que Higgs expuso su teoría sobre la existencia del bosón escalar.

François Englert (Bruselas-Bélgica,1932) se licenció en Ciencias Físicas en la Universidad Libre de la capital belga en 1958 y se doctoró al año siguiente. Investigador asociado (1959-1960) y profesor asistente (1960-1961) en la Universidad de Cornell (EE.UU.), en 1961 empezó a enseñar en la Universidad Libre de Bruselas, donde también dirigió el Grupo de Física Teórica desde 1980. Desde 1998 es catedrático emérito y, en la actualidad, está vinculado con el Instituto de Estudios Cuánticos de la Universidad Chapman de California (EE UU). En agosto de 1964 publicó con Robert Brout el artículo Broken symmetry and the mass of gauge vector mesons, en el que teorizaban el mecanismo de ruptura de simetría que implicaba la presencia de la partícula fundamental o bosón escalar.

Notas relacionadas:

– El Nobel de Medicina 2013 para tres expertos en fisiología celular

– El control de las partículas en el mundo cuántico se llevan el Nobel de Física 2012

– Primeros indicios experimentales de una nueva física más allá del modelo estándar

– Los descubridores del Boson de Higgs reciben el premio Príncipe de Asturias de Investigación (VIDEO)

– La partícula del CERN, sí es un bosón de Higgs

Deja un comentario