Expedición Nimrod de Ernest Shackleton al Polo Sur

Expedición Nimrod de Ernest Shackleton al Polo Sur


El peligro y la intención de pasar a la historia hicieron que más de 5,000 personas se inscribiesen para participar en la expedición que Ernest Henry Shackleton preparaba al Polo Sur magnético.

Shackleton publicó en 1907 un anuncio de reclutamiento que traducido al español decía: “Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo escaso. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso. Honor y reconocimiento en caso de éxito”.

Era la tercer expedición a la Antártica en la que Ernest Shackleton participaba, pero que fue un rotundo fracaso, porque ni siquiera lograron llegar al casquete polcar Ártico.

La primera en la que estuvo, la Expedición Antártica Británica de 1901-1904, fue como tercer oficial a las órdenes del capitán Robert Scott, junto con el físico Edward Wilson, en la cual llegaron a un punto de la meseta antártica situado a 857 kilómetros del polo Sur.

La segunda expedición, la realizada en el buque Nimrod, partió el 1 de enero de 1908; remolcado por el vapor Koonya, de Nueva Zelanda, para ahorrar carbón, el 21 de enero llegó a la entrada de la Gran Barrera de Hielo, en donde observaron un ensanchamiento de la misma formando una gran bahía en la que estaban cientos de ballenas, por lo que la bautizaron como “Bahía de las Ballenas”. El objetivo, tampoco se alcanzó

El «gran viaje al sur», como lo llamó Frank Wild, comenzó a prepararse el 19 de octubre de 1908 y el 9 de enero de 1909 Shackleton y tres de sus compañeros. (Wild, Eric Marshall y Jameson Adams) alcanzaron el hasta entonces punto más meridional jamás pisado por el hombre en la Antártida, en la latitud 88° 23′ S, a sólo 180 km del Polo Sur. En el camino el grupo descubrió el glaciar Beardmore, bautizado en honor del patrocinador de Shackleton, y se convirtieron en las primeras personas en viajar a través de la gran meseta Antártica. Su viaje de vuelta al estrecho de McMurdo, donde habían instalado su campamento, fue una carrera contra el hambre, con medias raciones durante gran parte de la caminata. En un momento dado Shackleton cedió la galleta que le correspondía al enfermo Frank Wild, quien escribió en su diario: «Ni todo el dinero que haya sido acuñado podría haber comprado esa galleta y nunca olvidaré ese sacrificio».

Mientras tanto el 16 de enero de 1909 los exploradores Douglas Mawson, Edgeworth David y Alistair Mackay, integrantes del grupo de Ernest Shackleton, llegaron al polo sur magnético.

Shackleton regresó al Reino Unido como un héroe y poco después publicó su relato de la expedición, Heart of the Antarctic.

Emily Shackleton recordó tiempo después: «El único comentario que me hizo sobre el hecho de no haber llegado al Polo fue “un asno vivo es mejor que un león muerto, ¿no es así?”». En 1910 Shackleton hizo varias grabaciones de voz en un fonógrafo de Edison describiendo la expedición.

El Polo Sur gegráfico sería alcanzado el 14 de diciembre de 1911 por el explorador noruego Roald Amundsen.

Deja un comentario