Ernest Thomas Sinton Walton

Ernest Thomas Sinton Walton


Ernest Thomas Sinton Walton, quien construyó el primer acelerador de partículas junto con el físico británico John Douglas Cockroft, nació en Dungarvan, Irlanda, el 6 de octubre de 1903 y falleció el 25 de junio de 1995 en Belfast, Irlanda.

Ernest Walton fue hijo de un ministro metodista y por lo mismo se graduó en el Colegio Metodista de Belfast y en el Trinity College de la Universidad de Dublín obtuvo la licenciatura en Física, en 1926. Desde 1927, cuando comenzó su carrera, hasta 1934 se dedicó a la investigación en física nuclear bajo la dirección de lord Ernest Rutherford, en Oxford, y colaboró con sir John Douglas Cockcroft.en la construcción de uno de los primeros desintegradores de átomos.

Mientras trabajaba para Rutherford en Cambridge y, siguiendo las investigaciones del físico ruso George Gamow, construyó un acelerador lineal de partículas que se convirtió en el prototipo de los aceleradores de partículas posteriores junto con Cockroft, al cual llamaron  ‘”acelerador electrostático'” y con el que logran producir la primera reacción nuclear artificial en 1931. En 1932, y en colaboración con Cockcroft -también-, empleó este dispositivo para bombardear átomos de litio, generando energía suficiente para transformar cada núcleo de litio en dos núcleos de helio. Esta fue la primera vez que medios humanos fueron eficaces para transmutar, o cambiar, elementos.

La conversión de los elementos se daba, aunque sin llegar a los sueños de los alquimistas de convertir las piedras en oro.

Posteriormente triunfó al conseguir acelerar protones a tan alta velocidad que eran capaces de penetrar en el núcleo atómico de elementos ligeros e iniciar reacciones nucleares. Se interesó sobre todo por las relaciones que durante este proceso se establecen entre las energías de los protones antes de golpear los núcleos y las energías de las partículas nucleares que se crean.

Fue galardonado con la medalla Hughes de la Real Sociedad de Londres en 1938, juntamente con Cockcroft.

Sus trabajos, sobre todo, le permitieron obtener en 1951 el premio Nobel de Física, igualmente en conjunto con Cockcroft, por su trabajo pionero en el campo de la física nuclear, y en el que consiguieron las primeras transmutaciones nucleares al bombardear con protones acelerados átomos de litio, con lo que se allanó el camino para la construcción de los grandes ciclotrones.

Según la Real Academia Sueca, ‘”iniciaban un periodo de desarrollo rápido en la física nuclear, introduciendo la investigación nuclear en una nueva era'”.

Trabajó con Rutherford en Cambridge hasta 1934, año en que regresa al Trinity College de Dublín, y desde 1946 hasta 1974 (año en que se jubila) desempeñó la cátedra Erasmus Smith de filosofía natural y experimental.

Deja un comentario