Zapatos que ya no quieren caminar- Jaciel Morales

Zapatos que ya no quieren caminar- Jaciel Morales


El fenómeno de la migración que ocurre en la frontera de México con Estados Unidos tiene muchas modalidades, las cuales es posible conocer a través de la etnografía, expresó Sergio Sánchez Díaz, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Ciudad de México, en el Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana (UV).

Durante la conferencia “Etnografía: Estudios del trabajo en tiempos violentos”, Sánchez Díaz presentó parte de los resultados de un trabajo de investigación efectuado de 2013 a 2015 en el que se aplicó un estudio comparativo entre las poblaciones de Ciudad Juárez en Chihuahua y El Paso, Texas en Estados Unidos.

En su vertiente, Sánchez Díaz participó con un equipo de académicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) que entrevistó a 30 personas y aplicó diversos test, provenientes de la psicología social, para dimensionar su situación migratoria en un contexto de violencia.

“Es una exploración de las percepciones, de los sentimientos de migrantes en Ciudad Juárez durante los últimos años y se hace a partir de un financiamiento de la Universidad de California en Los Ángeles que estudia la salud de los migrantes”, comentó.

“Se entrevistó, sobre todo, a mexicanos que, más que migrantes son desplazados; se habla de migraciones pero éstas son muy diversas, tienen muchas modalidades y el concepto se queda corto”.

El hambre, la pobreza, la falta de oportunidades y la violencia son las causas de sus desplazamientos, a lo que se suman las guerras civiles y los fenómenos naturales que desplazan a los habitantes de Centroamérica.

“No es exagerado decir que el valle de Juárez y Tijuana son lugares con el mayor cruce de drogas en el mundo y se sabe muy bien dónde están los cruces, Ciudad Juárez es una ciudad que controla los cárteles de la droga y se la pelean duro e incluso tienen repartidos los puentes internacionales”, subrayó el investigador.

La violencia exacerbada que vive la población es patente en los testimonios y las entrevistas, afirmó, “son testimonios de guerra realmente, es una violencia que creo que es el valor de los testimonios, dar cuenta de la guerra que hemos vivido desde hace varios años”.

Deja un comentario