Autorretrato con collar de espinas y colibri, Frida Kahlo, 1940

Autorretrato con collar de espinas y colibri, Frida Kahlo, 1940


Sandra Isabel Jiménez Mateos *

Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón, mejor conocida como Frida Kahlo, nació en Coyoacán, México, el 6 de julio de 1907.

Se destacó por ser una pintora mexicana con un fuerte sentido de la independencia y la rebeldía contra los hábitos sociales impuestos.

A los 18 años tuvo un accidente que la mantuvo mucho tiempo en cama y por el cual tuvo que someterse hasta a 32 operaciones quirúrgicas.

Debido a que debía permanecer en cama tanto tiempo sus padres tuvieron la idea de transformar su cama, poniendo un espejo en la parte superior, para que estuviera acompañada por ella misma, y así surgió la idea de comenzar a pintar: Frida-espejo y Frida-autorretrato.

Su obra pictórica gira temáticamente en torno a su biografía y a su propio sufrimiento. Pintó unas 200 obras, principalmente autorretratos, en los que proyectó sus dificultades por sobrevivir.

La obra de Kahlo está influenciada por su esposo el reconocido pintor Diego Rivera, con el compartió su gusto por el arte popular mexicano de raíces indígenas, inspirando a otros pintores mexicanos del periodo post-revolucionario.

En 1938 André Breton la invitó a exponer sus pinturas en Nueva York tratando de convencerla que eran “surrealistas” pero ella decidió que estas tendencias no correspondían con su arte ya que ella decía que no pintaba sueños sino su propia vida.

Hasta entonces había pintado solo privadamente y a ella misma le costó admitir que su obra pudiese tener un interés general. Aunque gozó de la admiración de destacados pintores e intelectuales de su época como Pablo Picasso, Wassily Kandinski, André Bretón o Marcel Duchamp, su obra alcanzó fama y verdadero reconocimiento internacional después de su muerte, a partir de la década de 1970.

En 1950 es internada durante nueve meses en un hospital debido a un infección producto del injerto de hueso que le realizan cuatro años atrás en la columna vertebral. Continúa allí con su cuadro “Mi familia” que deja inconcluso. Al año siguiente pinta su “Autorretrato con el Dr. Juan Farill”, varias naturalezas muertas, y el “Retrato de mi padre Wilhelm Kahlo”.

Tres años después es internada para amputarle la pierna derecha por gangrena. Al mismo tiempo se desarrollaba una magna exposición en el British Art Council.

En 1954, pinta su cuadro “Sandías con leyenda: Viva la vida”. Ingresa al hospital dos veces más y convaleciente de bronconeumonía asiste a una marcha en protesta por el golpe de estado contra Guatemala; once días después, el 13 de julio de 1954 muere Frida Kahlo en su Casa Azul de Coyoacán.

  • Investigadora de la Universidad Veracruzana en el IIESES