Jarocho Físico Cuántico. Cómo agarrarle cariño a la física


En el número 5 de «El Jarocho Cuántico», Joel Mendoza-Temis, al hacer la presentación del número anuncia que «sólo por esta ocasión» se tomarán la libertad de añadirle al nombre de El Jarocho Cuántico el apelativo de
“físico”.

La física, queridos jarochos -apunta-, es un esfuerzo por comprender la naturaleza utilizando un puñado de leyes, principios de conservación y mucha imaginación. Su relevancia es muy grande, hoy en día está presente en prácticamente todo. Sin embargo, debemos admitir –con bastante pena– que nuestra disciplina es tachada de ser muy complicada, citando a muchos: “la física es solo para cerebritos”. Déjenos decirles que esto no es así, el secreto para salir bien librados y agarrarle cariño, es desarrollar «intuición física”, si lo consiguen, van a notar que, detrás de la explicación de un sin fin de fenómenos diferentes que ocurren en la naturaleza están presentes siempre las mismas reglas del juego.

En éste número, prosigue, «todos los autores hemos asumido un reto común, sacrificar rigor en aras de transmitirles nuestra pasión por la física. De tal forma que, si deciden acompañarnos a lo largo de las líneas de este suplemento, les prometemos que van a ser seducidos por temas muy interesantes –algunos de ellos de frontera– que van desde la mecánica cuántica, pasando por la termodinámica, la óptica y el electromagnetismo, hasta explorar las diferentes ventanas que nos ofrece la astronomía.

Como recompensa -remata-, al final de nuestro tour descubrirán que, como Carl Sagan decía: la física es el medio que tiene el universo para intentar conocerse así mismo.

Siéntanse libres pues, de degustar este coctel de conocimiento, cuya meta principal es acercarlos a la ciencia y alejarlos de ese pensamiento mágico y manipulador que no les permite gozar plenamente de su libertad, la charlatanería.

El número completo de El Jarocho Físico Cuántico lo puede descargar de aquí

Deja una respuesta