Madrid, (EFE).- La «ansiedad» es uno de los primeros síntomas que deberían tener en cuenta los padres para pensar que alguno de sus hijos es adicto a las tecnologías, afirmó, durante un foro con expertos, Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles, una asociación española de protección al menor.

Durante una mesa redonda realizada en Madrid, Canovas enfatizó sobre el auge del uso de los teléfonos móviles inteligentes por parte de los niños y jóvenes, en el marco de la segunda jornada anual del Foro de la Gobernanza de Internet en España.

Ahí Cánovas advirtió que, pese a los riesgos que entraña internet, las familias españolas apenas instalan sistemas de filtrado de contenidos en los dispositivos, mientras que en otros países avanzados se utilizan con más frecuencia

Por su parte, Sebastián Muriel, vicepresidente de la popular red social Tuenti, aseguró que la comunicación no sólo es necesaria, como se ha demostrado a lo largo de la historia, sino además «adictiva».

De ahí, el éxito de redes sociales que favorecen la comunicación como Tuenti, con 400 millones de mensajes de chat y 4,5 millones de fotografías subidas a la plataforma cada día, añadió Muriel.

Advirtió, por otra parte, que «nos empeñamos en decirle a los hijos cómo utilizar las tecnologías, cuando ni siquiera nosotros hemos hecho el esfuerzo de aprender a usarlas».

Por su parte, Jesús Guijarro, director de Responsabilidad Social de la Cátedra Orange (de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación), animó a los padres a «acompañar» a los hijos, especialmente en sus primeros años de vida, en el uso de las tecnologías, y prepararlos para saber autorregularse y ser conscientes de la importancia de controlar sus datos. 

Deja una respuesta