Eclipse anular y niño

Eclipse anular y niño


La Biblia puede contener el registro más antiguo de un eclipse de sol, que se remonta al 30 de octubre del año 1207 a.c.. El hallazgo fue hecho por un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, y de ser validado, servirá también para revisar las fechas de la historia del antiguo Egipto, incluso con un año de precisión

Ese eclipse de sol es un milagro que se describe en la Biblia, en el libro de Josué (versículos 12 y 13 del capítulo 10), del Antiguo Testamento, que dice:

Entonces Josué habló á Jehová el día que Jehová entregó al Amorrheo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los Israelitas: Sol, detente en Gabaón; Y tú, Luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró hasta tanto que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está aquesto escrito en el libro de Jasher? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró á ponerse casi un día entero

Pero por ser un eclipse de sol, no es un milagro sobrenatural, si no la referencia a un fenómeno astronómico de este tipo, que se convertiría en la más antigua conocida.

“Si estas palabras describen una observación real, entonces se estaba produciendo un gran evento astronómico: la pregunta que tenemos que averiguar es qué significa realmente el texto”, dijo el profesor Sir Colin Humphreys, del Departamento de Ciencia de materiales y metalurgia, de la Universidad de Cambridge, coautor del artículo que se publicó en la revista de la Royal Astronomical Society, Astronomy & Geophysics.

Sir Colin Humphreys, además de los estudios astronómicos, también está interesado en relacionar el conocimiento científico con la Biblia.

Desde hace tiempo se sospechaba que el pasaje más que una licencia poética era la descripción de un fenómeno real; por esto un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge emprendieron el estudio e investigación del mismo.

La hipótesis se fundamentó también en el hecho de que el pasaje proviene de una traducción al inglés realizada en 1611 en la denominada Biblia del Rey Jacobo. La traducción del hebreo no es del todo correcta, y en lugar de aludir al que el Sol y la Luna se detuvieron, se puede interpretar como que dejaron de hacer lo que hacen normalmente.

“Volviendo al texto original en hebreo, determinamos que un significado alternativo podría ser que el sol y la luna simplemente dejaron de hacer lo que normalmente hacen: dejaron de brillar. En este contexto, las palabras hebreas podrían referirse a un eclipse solar, cuando la luna pasa entre la tierra y el sol, y el sol parece dejar de brillar. Esta interpretación se ve respaldada por el hecho de que la palabra hebrea traducida como “quedarse quieto” tiene la misma raíz que una palabra babilónica utilizada en textos astronómicos antiguos para describir eclipses”, apunta Colin Humphreys.

Humphreys y el coautor del estudio, Graeme Waddington, no son los primeros en sugerir que el texto bíblico puede referirse a un eclipse, sin embargo, los historiadores anteriores afirmaron que no era posible investigar esta posibilidad aún más debido a los laboriosos cálculos que habrían sido necesario.

Por eso mismo, hasta ahora nadie había podido confirmar que realmente se produjo un eclipse en las fechas a las que alude el pasaje, que corresponden al éxodo de los israelitas a Canaan y su victoria sobre los Amoritas (en algún momento entre los años 1500 y 1050 antes de Cristo).

La evidencia independiente de que los israelitas estuvieron en Canaán entre 1500 y 1050 aC se puede encontrar en la estela de Merenptah, un texto egipcio que data del reinado del faraón Merneptah, hijo del conocido Ramsés el Grande. El gran bloque de granito, que se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo, dice que fue tallado en el quinto año del reinado de Merneptah y menciona una campaña en Canaán en la que derrotó al pueblo de Israel.

Estela de Merenptah, parte superior

Estela de Merenptah, parte superior

Los cálculos los realizaron los investigadores usando una combinación del texto bíblico y texto egipcio antiguo inscrito en la estela, con lo cual pudieron refinar las fechas de los faraones egipcios, en particular las fechas del reinado de Ramsés el Grande.

Los primeros historiadores también usaron estos dos textos para intentar fechar el posible eclipse, pero no tuvieron éxito, ya que solo observaban eclipses totales, en los que el disco del sol parece estar completamente cubierto por la luna cuando la luna pasa directamente entre la tierra y el sol. Lo que los historiadores anteriores no tuvieron en cuenta fue que se trataba de un eclipse anular, en el cual la luna pasa directamente frente al sol, pero está demasiado lejos para cubrir completamente el disco, lo que lleva a la característica apariencia de “anillo de fuego”. En el mundo antiguo, la misma palabra se usaba para eclipses totales y anulares.

Los investigadores realizaron una nueva serie de cálculos astronómicos tomando en cuenta las variaciones en la rotación de la Tierra a lo largo del tiempo, y determinaron el 30 de octubre del año 1207 a.c., por la tarde, como la fecha del eclipse, que coincide perfectamente con el descrito en la Biblia, y con los registros históricos de los faraones del antiguo Egipto. Ese fue un eclipse de tipo anular, similar al ocurrido el 21 de agosto de 2017, y fue perfectamente visible desde Canaan.

Si se aceptan los cálculos, el dato corresponderá al primer registro documentado de un eclipse en la historia de la humanidad, pero también servirá para fechar con una precisión de un año los reinados del faraón Ramsés el Grande y su hijo Merenptah.

“Los eclipses solares a menudo se usan como eventos de punto fijo hasta la fecha en el mundo antiguo”, dijo Humphreys. Usando estos nuevos cálculos, el reinado de Merneptah comenzó en 1210 o 1209 a.c. como se sabe por los textos egipcios, en donde se menciona el tiempo que ambos reinaron, lo que significaría que Ramsés el Grande estuvo desde 1276-1210 a.c., con una precisión de más o menos un año, lo que las convertiría en las fechas más precisas disponibles.

 

  • Información bibliográfica completa

Colin Humphreys and Graeme Waddington. ‘Solar eclipse of 1207 BC helps to date pharaohs.’ Astronomy & Geophysics (2017). DOI: 10.1093/astrogeo/atx178

Estela de Merenptah

Estela de Merenptah

Los comentarios están cerrados.