La deforestación de la Amazonía brasileña cayó 24 por ciento entre agosto de 2013 y el 31 de mayo último en comparación con el mismo periodo del año anterior,  dijo un informe oficial del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe) divulgado hoy.

     Los datos fueron registrados por el Sistema de Detección de la Deforestación en Tiempo Real (Deter), que utiliza imágenes satelitales para analizar la pérdida de vegetación en nueve estados brasileños.

     Según el informe, la Amazonía perdió 1,771,86 km² de bosques en los meses considerados.

     El estado de Mato Grosso fue el que mostró la mayor devastación, con 717 km² desmatados entre agosto y mayo, lo que representa una caída de 35 por ciento en la deforestación ante el mismo período anterior.

     El segundo estado que presentó mayor deforestación fue Pará, con 432 km² en el mismo período, una caída de 23 por ciento.

     Aunque el sistema Deter acompaña la pérdida de vegetación en tiempo real, no representa los datos oficiales del gobierno brasileño, sino que sirve para combatir acciones ilegales.

     El cálculo oficial de devastación es definido por el Proyecto de Monitoreamiento de la Amazonía Legal (Prodes).

     En su último balance oficial, en febrero pasado, el ministerio de Medio Ambiente informó que la deforestación en la Amazonía cayó 19 por ciento entre agosto de 2013 y enero de 2014 en comparación con el mismo período anterior, con 2.337,81 km² devastados.

Deja un comentario