La madre de todas las motocicletas

La madre de todas las motocicletas


El 30 de agosto de 1885 se patenta en Alemania la que es considerada primera motocicleta de la historia.

La fabricó Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, el constructor que más tarde se uniría a Mercedes Benz para crear uno de los mayores emporios automovilísticos del mundo.

Es cierto que desde la década de 1860 (un dato: en pleno auge del salvaje oeste) venían fabricándose motos primitivas, tanto en Europa como en EE UU. Sin embargo, el modelo de Daimler -fabricado a partir de la estructura de madera de una bicicleta y propulsado por un motor de explosión de un cilindro- es considerado como la primera motocicleta pura, algo así como la madre de las más de 200 millones de motocicletas que se calcula circulan por las carreteras del mundo.

Su artilugio era un cuadro con cuatro ruedas de madera y motor de combustión interna; su velocidad era de 18 km/h y el motor desarrollaba 0,5 caballos.

Daimler tomo el ultimo motor creado por el ingeniero Nikolaus August Otto, quien antes fue su empleador y quien inventó el primer motor de combustión interna de cuatro tiempos en 1876. Oto a su nueva creación la denominó «Motor de Ciclo Otto» y, tan pronto como lo completó, Daimler lo convirtió en la primera motocicleta de la historia.

Antes de la creación de Daimler y Maybach, el estadounidense Sylvester Howard Roper (1823-1896) inventó un motor de cilindros a vapor (accionado por carbón) en 1867, que podría ser considerado la primera motocicleta, si se permite que la descripción de una motocicleta incluya un motor a vapor.

Deja un comentario