Jóvenes en protesta- Xinhua, Alejandro Ayala (archivo)

Jóvenes en protesta- Xinhua, Alejandro Ayala (archivo)


Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, en la conmemoración del Día Internacional de la Juventud 2015, aplaudió “a los millones de jóvenes que protestan en defensa de sus derechos y participación, destacando el problema de las enormes tasas de desempleo juvenil, alzando su voz contra la injusticia y promoviendo la adopción de medidas a nivel mundial en favor de las personas y el planeta”.

En ese sentido enfatizó: “Estoy con los jóvenes del mundo que reclaman medidas para que se garanticen los derechos humanos, el progreso económico, la ordenación del medio ambiente y la inclusión social”.

Para remarcar su posición retomó la versión de su Enviado para la Juventud el cual dice: “la participación de los jóvenes puede ayudar a convertir el mundo que queremos en el mundo que merecemos“.

Afirmó que los jóvenes en el mundo hoy enfrentan “Nuevas amenazas, extremismos violentos, condiciones políticas cambiantes, situaciones de inestabilidad económica y transformaciones sociales”, las cuales se conjugan para aumentar las dificultades a que se enfrentan.

Ante este panorama, y en el susento de que “nadie conoce mejor que ellos los problemas que se plantean ni la mejor manera de darles respuesta”, pidió a los jóvenes “que levanten su voz” e instó a los líderes a que les escuchen.

El funcionario de la ONU refirió que el mundo está cambiando a un ritmo sin precedentes y los jóvenes están demostrando ser unos valiosos socios que pueden promover soluciones significativas, además de que los movimientos juveniles y los grupos de estudiantes están desafiando a las estructuras tradicionales de poder y promoviendo un nuevo contrato social entre los Estados y las sociedades: “Los jóvenes líderes han aportado nuevas ideas, adoptado medidas proactivas y se han movilizado a través de las redes sociales como nunca antes había sucedido”, refirió.

Este año se conmemora el 70º aniversario de la Carta de las Naciones Unidas y el 20° aniversario del Programa de Acción Mundial para los Jóvenes.

Las Naciones Unidas celebraron en 1985 el primer Año Internacional de la Juventud.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General mediante la resolución 54/120, siguiendo las recomendaciones de la Conferencia Mundial de Ministros de la Juventud (Lisboa 8-12 de agosto de 1998), declaró el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud.

Desde 1995 la ONU había aprobado la PAMJ (Programa de Acción Mundial para los Jóvenes), y cada año se elaboran normas internacionales con el objetivo de fortalecer los derechos de los jóvenes y reafirmar los compromisos asumidos en el año anterior que lleven a aumentar el conocimiento sobre las necesidades y aspiraciones de la juventud.

Los comentarios están cerrados.