La Voyager 2- NASA, JPL

La Voyager 2- NASA, JPL


El 20 de agosto de 1977 la NASA lanzó al espacio a la sonda Voyager 2, la primera en emprender una travesía que la llevó hasta Urano y Neptuno, en la misión más extensa de la agencia espacial. Posteriormente, el 5 de septiembre, fue lanzada la sonda Voyager 1. Ambas continúan, juntas, su viaje.

A pesar de que muchos de sus instrumentos se encuentran fuera de servicio, aún continúa inspeccionando los alrededores del sistema solar. A la velocidad de 14,8 km/s, tardará unos 193,000 años en alcanzar la estrella Ross 248, de la que pasará a una distancia de 1,7 años luz.

La misión fue la encargada de realizar el llamado “Grand Tour”, un irrepetible viaje para visitar los cuatro planetas exteriores del sistema solar.

Durante el verano de 1964, un joven ingeniero aeroespacial de la NASA, Gary Flandro, mientras trabajaba en el Jet Propulsion Laboratory, se dio cuenta de que los planetas exteriores del sistema solar (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) iban a alinearse de una forma única y extraordinaria durante la siguiente década. Sus cálculos, que refinaban los estudios realizados tres años antes por el científico Michael Minovich, demostraban que era posible enviar una sonda entre 1976 y 1978 para que explorase los cuatro mundos de una sola vez.

Así nació Grand Tour, la misión espacial que aprovechó la asistencia gravitatoria para reducir el viaje por el espacio desde los cuarenta años iniciales a tan solo una década. La última ocasión en la que los planetas se habían alineado de forma semejante había sido en 1801. Si las investigaciones de Flandro eran correctas, la NASA tenía ante sí una oportunidad histórica. En condiciones normales, una nave hubiera tardado más de treinta años en alcanzar Neptuno, tal y como cuenta el astrofísico Daniel Marín, un período de tiempo que la Voyager 2 pudo reducir a solo una década, teniendo además la oportunidad de visitar cuatro planetas en un viaje.

El objetivo era que la Voyager 2, aprovechándose del tirón gravitatorio, pasase por Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano. Tras su encuentro con el gigante gaseoso el 9 de julio de 1979 y con el planeta de los anillos el 25 de agosto de 1981, los científicos tuvieron claro que era posible alcanzar el desafío previsto mientras todos los instrumentos de la antena continuasen funcionando con normalidad. Así fue como la Voyager 2 llegó hasta Urano el 24 de enero de 1986 y hasta Neptuno el 25 de agosto de 1989. En solo doce años, la iniciativa había conseguido viajar más lejos que nunca captando impresionantes imágenes y ofreciendo datos clave sobre el sistema solar.

Algunos de los datos recolectados por el Voyager 2 incluyen una desconcertante corriente en el polo norte de Saturno, los polos magnéticos en punta de Urano y Neptuno, así como los geiseres en su luna, Tritón. El Voyager 1, por su parte, ha enviado imágenes de los volcanes en la luna Ío, de Júpiter, del anillo externo de Saturno y de la atmósfera de éste, Titán. Asimismo, el Voyager 1 envió la primera imagen en la que se puede ver el sistema solar, como una gran familia, en la que la Tierra sólo se ve como un pequeño punto azul.

Uno de sus grandes logros es que el 10 de diciembre de 2007 descubrió que el sistema solar no tiene una forma esférica, si no ovalada, por el campo magnético interestelar del espacio profundo.

El Voyager 2 se encuentra a unos 15 billones de kilómetros del Sol, y el Voyager 1 está a 18 billones de kilómetros, y aún envían información que es registrada a diario por los encargados de la misión. A pesar de todas las inclemencias del espacio, es un orgullo para la NASA y un logro para la astronomía que estas dos sondas se hayan mantenido en funcionamiento durante tantos años.

El equipo que supervisa la misión, estima que ambas sondas tendrán suficiente energía eléctrica para continuar recolectando información y enviarla a la Tierra hasta el 2020 y posiblemente hasta el 2025, pero aún no están seguros cuánto tiempo les tome llegar al espacio interestelar, ya que prácticamente es un viaje a ciegas hacia lo desconocido.

Para más información, ingresar a este link: http://www.nasa.gov/mission_pages/voyager/final-frontier.html

Deja un comentario