El mito de que los grandes coroprativos de productos informáticos y electrónicos pueden soportar hasta un tsunami, queda sólo en eso: Sony y Panasonic enfrentan pérdidas, mientras que otras como Samsung, Lenovo y Apple tienen sus estados financieros con grandes ganancias

Esto llevó a que la lucha entre las empresas más poderosas en el ramo de la electrónica y la informática se encuentran en un punto coyuntural que de un momento a otro puede invertir la posición de los grandes corporativos.

El pasado 10 de mayo, una de las empresas más poderosas a nivel mundial en producción y venta de electrónicos anunció que su año fiscal 2011 representó para la compañía pérdidas por 5.72 billones de dólares, cifra que rebasó los 3.5 billones del año pasado. Se trata nada menos que de Sony, que por cuarto año consecutivo, sigue en una mala racha, con una disminución en las ventas de televisores y plataformas de videojuegos como el Play Station 2, el Play Station 3 y el PSP. Aunado a esto, Sony tuvo que enfrentar los costos del no tan lejano sabotaje a la Play Station Network, su red de juego en línea.

Esta crisis financiera es la más aguda en 66 años y sólo con una reestructuración de su política empresarial y la incursión en los dispositivos móviles, Sony podrá recuperar su competitividad en el mercado. Desde abril se emprendió unas de las primeras acciones de rescate, con el nombramiento de Kazuo Hirai como presidente, en sustitución de Howard Stringer.

Hirai anunció que, entre las medidas que tomará, está la reducción de gastos, lo que implica el despido de 10 mil trabajadores. Además optará por algunas adquisiciones y alianzas financieras, como la compra de acciones de Ericsson para promover sus smartphones.

Un factor determinante de esta crisis, explica Hirai, fueron las inundaciones de Tailandia y el tsunami y subsecuente terremoto de Japón en 2011, debido a lo cual Sony tuvo que cerrar 10 plantas de fabricación.

Los desastres naturales también afectaron a otras empresas, como Panasonic, que reportó el 11 de mayo pérdidas de 9.67 billones de dólares en el año fiscal que terminó en marzo. Al igual que Sony, planea establecer algunas alianzas y extender su mercado a China, con lo que busca obtener un beneficio neto de 50 billones de yens.

Panasonic atribuye también estas pérdidas a la inestabilidad económica global en gran parte desatada por la crisis europea.

En este panorama, Sony y Panasonic perdieron terreno ante compañías como Samsung y Apple, que por el momento sostienen una fuerte competencia en la venta de tablets y celulares. Aunque Apple se mantuvo a la cabeza en la comercialización de este tipo de dispositivos con el Ipad, la Samsung Galaxy cada día gana terreno en el mercado, gracias a que es un poco más accesible que el producto de Apple y utiliza el sistema operativo Android, que cuenta con una amplia cantidad de aplicaciones gratuitas.

 

Los que se comen el mercado

 

Samsung, es la empresa de mayor consumo en Asia, y ante las pérdidas de Panasonic y Sony, tiene el camino libre para incursionar en nuevos mercados. Esta capacidad le reportó utilidades del 17% sólo en el cuarto trimestre del año fiscal que acaba de concluir: una ganancia neta de 3,500 millones de dólares, un incremento sustancial en comparación con el mismo periodo del año anterior, en el que obtuvo ingresos por 3.029 millones de dólares.

A diferencia de Sony y Panasonic, Samsung tiene su base en Suwon, Corea del Sur, así que no fue afectada por las contingencias climatológicas y continúa como líder en la producción de chips de memoria y pantallas de cristal líquido. Asimismo, Samsung reportó que los pedidos de semiconductores para dispositivos móviles y computadoras se mantuvieron constantes aunque la demanda de computadores ha disminuido ante la popularidad de las tablets.

Por su parte Apple, compañía que recién publicó sus ganancias, reportó que sólo en el primer trimestre de este año fiscal, las mismas ascienden a 13,100 millones de dólares.

Apple es una de las empresas que mayor estabilidad y crecimiento mantienen en sus ventas. Los equipos Mac, el Ipad y el Iphone, siguen en la preferencia de los consumidores. A pesar de la cada vez mayor cantidad de compañías que diseñan smartphones y tablets y de la popularidad de Android, Tim Cook, el presidente de Apple, se mantiene confiado y reporta que las ventas siguen incrementándose.

Otra de las empresas que ha repuntado en el mercado es Lenovo. Esta compañía es la fabricante de computadoras más importante en China y la segunda a nivel mundial.

Lenovo, como lo anunció su presidente Yang Yuanqing, se ha expandido a mercados más consolidados, como Europa y Estados Unidos, convirtiéndose en la primera compañía china en hacerlo.

Lenovo Pekín reportó una ganancia de 153 millones de dólares en el último trimestre del año anterior, cifra que representa un incremento de 54% respecto al 2011, para una ganancia de 99 millones de dólares.

La compañía se vio beneficiada principalmente por sus decisiones empresariales, como la compra de la International Business Machines Corp’s PC en 2005 y la empresa alemana de multimedia Medios AG, así como su asociación con la Japan’s NEC en enero.

Al año pasado la compañía superó a Dell y se colocó en el segundo lugar a nivel internacional como mayor fabricante de computadoras, después de Hewlett Packard.

Es claro que si bien las grandes empresas como Sony y Panasonic se mantuvieron a la vanguardia, otras fueron abriéndose paso.

Ahora que ambas potencias se encuentra en recesión, es el momento para Lenovo o Samsung de afianzarse en el mercado y, en especial, adaptarse a las nuevas necesidades de información y portabilidad que requieren los usuarios.

Deja una respuesta