Lofti Zadeh

Lofti Zadeh


Lotfi Asker Zadeh, fue el padre de la lógica difusa, la cual busca que las computadoras sean mucho más que máquinas de cálculo, al dotarlos de la capacidad de evaluar matices. Lotfi A. Zadeh -como se le conocía-, hizo posible que las máquinas trabajen con conceptos imprecisos, como los humanos. “Las máquinas tienen que hablar en humano”, apuntaba.

Fue un matemático, ingeniero eléctrico, informático y profesor Iraní- estadounidense, que se hizo famoso al publico en 1965 la teoría de conjuntos difusos o lógica difusa, por lo que también e le considera el padre de la teoría de la posibilidad.

Lotfi A. Zadeh, nació en Baku, Azerbayán, el 4 de febrero de 1921, cuando ese país formaba parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Su formación fue -como decía- “genuino fruto del culto soviético a la ciencia”, antes de que en Rusia sólo se adorase el dinero.

Su nombre original era Lotfi Aliaskerzadeh, por ser un iraní nacido en Azerbaiyán. Su padre fue Rahim Aleskerzade, un periodista de Irán asignado a Azerbaiyán, y su madre era rusa-judía, Fania Koriman, era pediatra. El gobierno soviético hizo que la familia pudiese vivir cómodamente, y así Zadeh pudo asistir a la escuela primaria durante tres años.

En 1931, cuando Zadeh tenía diez años, su familia se trasladó a Teherán en Irán. Ahí Zadeh fue inscrito en el Colegio Americano, una escuela misionera presbiteriana, donde fue educado durante los ocho años siguientes y en los cuales obtuvo varias patentes. Ahí conoció a su futura esposa, Fay, con quien tuvo dos hijos, Stella Zadeh y Zadeh Norman.

Zadeh presentó el examen el examen nacional de ingreso a la universidad y aún cuando hablaba mejor el ruso que el persa, obtuvo la tercera mejor puntuación del país. Como estudiante, logró las mejores puntuaciones durante los dos primeros años. En 1942, se graduó en la Universidad de Teherán con un título en ingeniería eléctrica (Fanni), siendo uno de los tres que pudieron graduarse ese año debido a la segunda guerra mundial, cuando la Unión Soviética invadió a Irán y dividió la administración del país con los británicos. Más de 30.000 soldados estadounidenses se hospedaron allí, y Zadeh trabajó con su padre, haciendo negocios con ellos como contratista de Ferretería y materiales de construcción.

Lotfi Zadeh en su cubículoEn 1943, Zadeh decidió emigrar a los Estados Unidos, y viajó a Filadelfia por medio de El Cairo, esperando varios meses a los documentos que le permitieron viajar. Finalmente llegó en el verano de 1944, se cambió el nombre a Lotfi Asker Zadeh, y entró en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) como estudiante de posgrado en otoño del mismo año.

En 1946 el MIT le otorgó el master en ingeniería eléctrica, y lo aceptaron en la Universidad de Columbia, ya que sus padres se habían trasladado a Nueva York. La Universidad de Columbia lo admitió como estudiante de doctorado, y le ofreció una beca. En 1949 recibió su doctorado en ingeniería eléctrica por la Universidad de Columbia, y se convirtió en profesor al año siguiente.

Su mezcla de nacionalidades, no le era molesta, si no por el contrario: Durante una entrevista dijo que lo importante no es el nacionalismo, insistiendo en que hay cosas mucho más profundas en la vida, y declaró que «La verdadera cuestión no es si soy americano, ruso, iraní, de Azerbaiyán, o cualquier otra cosa. He sido formado por todas estas personas y culturas, y me siento muy a gusto entre todas ellas». Zadeh también señaló en esa entrevista que: «No se debe tener miedo a enredarse en la polémica. Es una tradición turca y también es parte de mi carácter. Puedo ser muy terco y eso, probablemente, ha sido beneficioso para el desarrollo de la lógica difusa».

En 1965 publicó su artículo científico Fuzzy sets. Information and Control en el que se revelaba contra la lógica binaria, del “sí o no”, “cierto o falso”, “blanco o negro”, bajo la premisa sencilla de que “en la vida nada es enteramente falso o enteramente cierto”.

Lotfi A. Zadeh, el padre de la lógica difusa, para que las máquinas "piensen como humanos"Ese fue Fue el nacimiento de la “Fuzzy logic”, o lógica borrosa, como también se le llama. En 1973 se propuso su teoría de la lógica difusa.

Esa era, decía, “Una lógica más humana. El sentido común frente al idealismo racionalista. Se trataba de acercar la lógica a nuestro modo de pensar. ¿Acaso usted es feliz o desgraciado? ¿O por el contrario usted gradúa su felicidad, el amor, la amistad, incluso su antipatía?”.

Su lógica difusa se impuso de tal manera que a partir de 1966, cuando se extendió, hasta 2017, esta metodología generó más de 50,000 patentes en Japón y Estados Unidos: desde el metro de Senday en Japón, hasta medidores de la presión sanguínea, lavadoras, aspiradoras, ascensores, neveras, microondas y otros muchos aparatos más.

Por su teoría recibió el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en 2013 en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación. También recibió decenas de doctorados “honoris causa” de universidades de todo el mundo incluyendo las universidades de Oviedo en 1995, Granada en 1996 y Politécnica de Madrid en 2007.

“Los humanos tenemos una sorprendente capacidad de razonar y tomar decisiones basadas en información imprecisa y en un conocimiento parcial (…). El principal objetivo de la lógica difusa es formalizar esta capacidad”, afirmó.

Falleció el 6 de septiembre de 2017, en Berkeley, Estados Unidos, a los 97 años de edad.

Un ejemplo de como entender la diferencia entre la probabilidad y la lógica difusa.

Deja un comentario