Niños jugando a MalariaSpot- UPM

Niños jugando a MalariaSpot- UPM


¿Explotar burbujas y ayudar a una investigación contra la malaria? Algo así es lo que intenta MalariaSpot Bubbles, un juego online que se lanza hoy, con motivo del Día Mundial de la Malaria. El juego ha sido desarrollado por investigadores del imágenes Biomédicas de la Universidad Politécnica de Madrid.

Es una aplicación para aprender jugando al tiempo que se contribuye a una investigación de nuevos métodos de diagnóstico

Los jugadores analizan imágenes reales de parásitos con el objetivo de diferenciar entre las cinco especies que causan la malaria. Y lo hacen mientras juegan aplastando mosquitos y burbujas. Es una aplicación para aprender jugando al mismo tiempo que se contribuye a una investigación de nuevos métodos de diagnóstico de esta enfermedad.

MalariaSpot Bubbles es una herramienta educativa y de investigación sobre el aprendizaje con videojuegos. Hoy centros escolares están participando en  una olimpiada de videojuegos contra la malaria para colaborar con esta investigación. Miles de escolares competirán por equipos para ser los mejores cazadores virtuales de parásitos de malaria en un videojuego que utiliza imágenes reales de sangre digitalizadas.

“Los nativos digitales juegan millones de horas al día a videojuegos. MalariaSpot Bubbles es un experimento muy sencillo para entender el valor de estos videojuegos como herramienta educativa y como nueva solución a problemas de salud global”, asegura Daniel Cuadrado, programador del juego e investigador de la Universidad Politécnica de Madrid.

Identificar las especies de malaria de forma colaborativa

Es continuación de MalariaSpot, un juego premiado por el el MIT Technology Review y destacado en la revista The Lancet

Con MalariaSpot Bubbles, los jugadores no solo aprenden sino que también participan en el desarrollo de métodos de diagnóstico colaborativo de malaria a través de internet. “La malaria se diagnostica mediante la identificación de parásitos en una gota de sangre observada a través del microscopio. Parte del protocolo consiste en identificar cuál de las cinco especies de parásitos está en la sangre, ya que de ello puede depender el tratamiento”, explica María Linares, experta del equipo MalariaSpot e investigadora del Hospital 12 de Octubre.

Con este juego MalariaSpot Bubbles se investiga cómo identificar las especies de malaria de forma colaborativa y a través de internet. El juego complementa a su ”hermano mayor’, MalariaSpot, con el que se realiza otra parte del protocolo diagnóstico y que recientemente ha sido reconocido como innovación social del año por el MIT Technology Review y destacado en la  revista médica The Lancet.

MalariaSpot Bubbles ha sido desarrollado por el equipo dirigido por el doctor Miguel Luengo-Oroz, investigador del Grupo de Tecnología de Imágenes Biomédicas de la ETSI de Telecomunicación de la UPM Madrid y la fundación Ashoka.

Los comentarios están cerrados.