Académicos del Centro de Investigaciones en Micro y Nanotecnología (Microna) de la Universidad Veracruzana (UV) participaron en la Quinta Feria de Innovación Tecnológica de Guanajuato 2012 con el proyecto “Sensores de campo magnético basado en tecnología MEMS para aplicaciones industriales”, donde obtuvieron el primer lugar en la categoría Innovación Tecnológica de Investigadores.

El proyecto ganador fue un trabajo grupal en el que participaron Saúl Manuel Domínguez Nicolás, Raúl Juárez Aguirre y Agustín Leobardo Herrera May, todos ellos investigadores de Microna, así como Luz Antonio Aguilera Cortés, profesor-investigador de la División de Ingenierías Campus Irapuato-Salamanca de la Universidad de Guanajuato, y Eduard Figueras Costa, investigador del Instituto de Microelectrónica de Barcelona, España.

Los investigadores de Microna-UV dijeron sentirse muy  orgullosos por haber obtenido el primer lugar de este concurso, pues convocó a cerca de 40 universidades y centros de investigaciones de prestigio de todo el país.

El objetivo del proyecto de los universitarios fue el desarrollo de un prototipo basado en un sensor de campo magnético en tecnología MEMS para el monitoreo en tiempo real de discontinuidades geométricas y zonas de concentración de esfuerzos locales en estructuras ferromagnéticas.

La evaluación temprana de estas discontinuidades o zonas de concentración de esfuerzos es fundamental para prevenir fallas mecánicas en las estructuras, las cuales pueden provocar pérdidas humanas, ambientales o económicas, o retraso en los procesos de producción en la industria metal-mecánica de nuestro país.

Raúl Juárez y Agustín Leobardo Herrera comentaron: “Que la Universidad Veracruzana haya sido ganadora no sólo nos deja una experiencia, sino la satisfacción de haber desarrollado una aplicación que posee la UV y que el sistema puede venderse a la industria”.

Agregaron que “ya se tiene la utilidad para ser implementado en línea, pues es un proceso industrial en el cual muchos empresarios se interesaron para poder monitorear en tiempo real la detección de campo magnético y sobre todo quedaron muy satisfechos al ser tecnología mexicana creada por la UV en conjunto con la Universidad de Guanajuato”.

Los ganadores también explicaron que generalmente son aplicaciones industriales y lo que hace el sensor es detectar si se tiene un tubo de acero, si existe algún problema, si hay un mal corte, una malformación geométrica. “Esto va a tener impacto en la industria metal-mecánica, en Pemex y CFE, ése sería el mayor impacto y la utilidad”, añadieron los investigadores de Microna.

Deja una respuesta