El ex presidente sudafricano, Nelson Mandela, murió hoy a los 95 años de edad, anunció el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

     “Ya está descansando. Ya está en paz”, dijo Zuma. “Nuestra nación ha perdido a su mejor hijo. Nuestro pueblo ha perdido a un padre”.

     Mandela, presidente de Sudáfrica de 1994 a 1999, había tenido muchos problemas de salud en los últimos meses, incluyendo una recurrente infección pulmonar que condujo a numerosas hospitalizaciones.

     Mandela fue dado de alta del hospital a principios de septiembre después de una estancia de 85 días en el hospital por causa de una recurrente infección pulmonar resultado de su largo encarcelamiento durante la época del apartheid.

Jefe de ONU lamenta muerte de Nelson Mandela 

Por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó hoy el fallecimiento del ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela y ofreció sus “más sinceras condolencias” a la familia de Mandela, al pueblo de Sudáfrica y a Africa en general.

“Estoy profundamente triste por la muerte de Nelson Mandela”, dijo Ban a los reporteros en la sede de la organización. “Nelson Mandela fue un gigante de la justicia y una real inspiración humana”.

“En nombre de Naciones Unidas, ofrezco mis más sinceras condolencias a la familia de Nelson Mandela, al pueblo de Sudáfrica y también a nuestra familia mundial”, dijo Ban.

Nobel de la Paz argentino destaca legado de Nelson Mandela

 

El premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, dijo hoy que “Mandela (Nelson) partió pero no se va”, al destacar el legado del ex presidente sudafricano, quien murió este mismo jueves a los 95 años.

     Pérez Esquivel se refirió así sobre al también Nobel de la Paz 1993, quien dejó de existir este jueves en Johannesburgo, Sudáfrica, luego de una larga enfermedad.

     “Fue un luchador permanente por la vida y la dignidad de su pueblo que padeció durante 27 años la cárcel pero que, además, trabajó constantemente por la libertad de todos los pueblos”, evocó Pérez Esquivel.

     Conmovido, Pérez Esquivel -en diálogo exclusivo con Xinhua unos pocos minutos después de conocida aquí la noticia del deceso de Mandela- aseguró que Madiba, como también se lo llamaba popularmente en su país: “Nos deja un legado porque partió pero no se va, queda entre nosotros”.

     Agregó que Mandela (18 de julio de 1918-5 de diciembre 2013) “fue, es y será un testimonio de vida para todos los pueblos que siempre y desde siempre abogó por la diversidad aunque desde la idea clara de que todos somos distintos pero que tenemos los mismos derechos”.

     Recordó luego haber estado con Mandela “dos veces en las Naciones Unidas, en Ginebra y en Sudáfrica, y allí, en su país pude ver y percibir su presencia en la vida cotidiana del pueblo sudafricano”.

     “Lo llevo conmigo y estoy convencido que tenemos que rescatar su vida, su coherencia, como ejemplo para la humanidad en un momento de tantas incomprensiones, de tantas guerras, de tanta violencia”, finalizó.

Deja un comentario