Pioneer_10, Don Davis, NASA

Pioneer_10, Don Davis, NASA


El 13 de junio de 1983 la NASA, desde sus instalaciones en Houston, informa que su sonda interplanetaria “Pioneer 10”, luego de diez años de viaje (fue lanzada al espacio el 2 de marzo de 1972), se convirtió en el primer instrumento creado por el hombre que atravesó los límites del Sistema Solar.

Sin embargo esto no resultó así, proque -se descubrió años después- había una fuerza que la retenía dentro del Sistema Solar (incluso se mencionó que era atraída hacia el mismo 25 centímetros por día), al igual que a la Pioneer 11, y finalmente fue la Voyager 1 a la que se proclamó como la primera nave terrícola en abandonar nuestro Sistema Solar, el 25 de agosto de 2012.

La Pioneer 10, como el primer emisario de la humanidad en el espacio, lleva una placa de oro que describe (con dibujos) la apariencia de los humanos, dónde estamos nosotros en el universo, y la fecha cuando la misión comenzó.

La Pioneer 10, es una pequeña nave espacial creada y lanzada por el hombre, que escapó del sistema solar al atravesar la órbita de Neptuno, en aquel momento el planeta más distante del Sol, dada la excentricidad de la órbita de Plutón, y fue también pionero en utilizar la gravedad de un planeta para cambiar su curso y alcanzar la velocidad de escape necesaria para salir del sistema solar.

El vehículo se presume que sigue moviéndose a una velocidad de unos 12 kilómetros por segundo.

Tres décadas después de su lanzamiento, el 27 de abril de 2002, la NASA pudo contactar con la nave, que se encontraba a unos 12.000 millones de kilómetros de la Tierra.

La última señal, muy débil, fue recibida el 22 de enero de 2003, cuando estaba a 7.6 mil millones de millas de la Tierra, u 82 veces más que la distancia entre el sol y la Tierra. A esa distancia, toma más de 11 horas y 20 minutos para que la señal de radio, viajando a la velocidad de la luz (300,000 kilómetros por segundo) llegue a la Tierra.

El 19 de mayo del 2003, ingenieros de la NASA reportaron que la fuente de poder nuclear del Pioneer 10 decayó y no pudo concentrar suficiente energía para mandar transmisiones adicionales a la Tierra.

La Red Rastreadora del Espacio Profundo (Deep Space Network, DSN) de la NASA no encontró una señal durante el último intento de contacto el 7 de febrero del 2003; incluso los tres contactos previos fueron muy débiles, tanto que la señal del 22 de enero ya no incluyó telemetría, siendo la última vez que el Pioneer 10 mando telemetría el 27 de abril de 2002.

Un último intento fue realizado la mañana del 4 de marzo de 2006, la última vez que la antena estaría correctamente alineada con la Tierra, sin embargo no se recibió respuesta del Pioneer 10.

A la “Pioneer 10, la NASA la considera un explorador en el sentido verdadero de la palabra, porque después que pasó cerca de Marte en su viaje por el espacio profundo, se aventuró en lugares donde ningún objeto construido por la humanidad había ido antes,” dijo la Dr. Colleen Hartman, directora de la División de Exploración del Sistema Solar de NASA en Washington.

Pioneer 10 fue diseñado originalmente para una misión de 21 meses, pero excedió todas las metas y duró más de 30 años. El Pioneer 10 fue construido por TRW, S.A., de Redondo Beach, California, y fue lanzado el 2 de marzo de 1972 en un cohete de tres etapas, el ‘Atlas Centaur.’

El Pioneer 10 alcanzó una velocidad de 32,400 millas por hora necesaria para salir de la atmósfera de la Tierra en su vuelo hacia Júpiter, lo cual también lo convierte en el objeto más rápido que jamás se ha hecho por la humanidad, tanto que cruzó la órbita de la luna en 11 horas, y la órbita de Marte, que está a 50 millones de millas de la Tierra, en apenas 12 semanas.

El 15 de julio de 1972, Pioneer 10 entró el cinturón de asteroides, una área en forma de una rosquilla que tiene unos 175 millones de millas de ancho y 50 millones de millas de grueso. La materia en el cinturón viaja casi a 45,000 millas por hora, y esta materia varia en tamaño desde partículas de polvo hasta pedazos tan grandes como Alaska; su paso por el cinturón de asteroides, se consideró un logro espectacular.

Entonces se dirigió hacia Júpiter, acelerándose a 82,000 millas por hora, y pasó cerca de este planeta el 3 de diciembre de 1973. La nave espacial fue la primera que hizo observaciones directas y obtuvo  imágenes cercanas de Júpiter. El Pioneer 10 atravesó también los cinturones intensos de radiación del gigante planeta de gas, localizó el campo magnético del planeta, y estableció que Júpiter es predominantemente un planeta líquido.

Siguiendo con su encuentro con Júpiter, el Pioneer 10 exploró las regiones exteriores del sistema solar, estudiando las partículas energéticas del sol (el viento solar), y los rayos cósmicos que entran a parte de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La nave espacial continuó haciendo investigaciones científicas valiosas en las regiones exteriores del sistema solar hasta que su misión de ciencia finalizó el 31 de marzo de 1997.

El Pioneer 10 continuará viajando silenciosamente como un barco fantasma por el espacio interestelar, con destino en la estrella roja Aldebaran, que forma el ojo de la constelación de Tauro (El Toro). Aldebaran se encuentra aproximadamente a 68 años luz de la tierra. Le tomará a Pioneer 10, más de 2 millones de años para alcanzarlo.

Su nave compañera, Pioneer 11,  finalizó su misión el 30 de septiembre de 1995, cuando la última transmisión de la nave espacial se recibió.

Deja un comentario