En 1979, al británico Kane Kramer se le ocurrió la idea de construir un reproductor de música de bolsillo, al que llamó Sistema IXI. El dispositivo apenas tenía el tamaño de una cajetilla de cigarros, una pequeña pantalla y un botón para navegar en cuatro direcciones.

Kramer y su amigo James Campbell construyeron cinco de ellos, con un chip de memoria que sólo podía soportar tres minutos y medio de música, pero tenían pensado arreglar esta restricción con el uso de la memoria flash.

De hecho, Kramer no sólo desarrolló el dispositivo, sino que tenía la idea de una tienda de música donde la gente pudiera llevar sus IXI y conectarlos para descargar música. Aunque Kramer patentó su invento, no pudo pagar las 60,000 libras que necesitaba para renovar las patentes y en 1988 su invento se volvió público, así que  Apple no dejó pasar esta oportunidad y creo el iPod y el iTunes. Lo único bueno para Kramer fue que Apple sí reconoció su papel en tan importante invento, cuando enfrentaba un litigio de la empresa Burst.com por 89,000 millones de libras esterlinas y para defenderse hizo comprarece a Kramer.

Ahí se dijo que le darían algún tipo de compensación al verdadero inventor del sistema.

Sin embargo esto sucedió en el 2008 y no hay otras noticias sobre la confirmación de este acuerdo.

Lo último que se difundió de Kramer fue que vivía con su esposa e hijos, en una casa alquilada después de haber tenido que vender su propiedad por dificultades económicas y que sus ingresos eran tan bajos que ni siquier atenía para comprarse un iPod, porque además tuvo la mala suerte de que el aparato que adquirió se le descompuso a los ocho meses.

Deja una respuesta