Stephen Hawking, nacido el 8 de enero de 1942 y su obra desde la esclerosis lateral amiotrófica

Stephen Hawking experimentando la gravedad cero- Jim Campbell:Aero-News Network


Sandra Isabel Jiménez Mateos

Stephen William Hawking, nació en Oxford, Inglaterra, el 8 de enero de 1942, lugar al que expresamente se desplazaron sus padres, Isobel Hawking y Frank Hawking, investigador biológico, buscando una mayor seguridad para la gestación de su primer hijo, ya que Londres se encontraba bajo el ataque de la Luftwaffe, durante la II Guerra Mundial. Tuvo además dos hermanas menores, Philippa y Mary, y un hermano adoptado, Edward.

Stephen ingresó al University College de Oxford impulsado por su padre, quien buscaba que siguiera sus pasos; ahí al no existir maestros de matemáticas se matriculó en ciencias naturales y consiguió una beca. En el University College se especializó en física, a la vez que también participó en un equipo de remo, deporte que -según él mismo refería- le ayudaba a aliviar su tremendo aburrimiento en la universidad. Su tutor de física, Robert Berman, dijo posteriormente en The New York Times Magazine: “Solo le bastaba saber que se podía hacer algo y él era capaz de hacerlo sin mirar cómo otros lo hacían… Por supuesto, su mente era completamente diferente de las de sus coetáneos”.

Después de tres años y no mucho trabajo se le concedió el título de primera clase con honores en Ciencias Naturales en Oxford, en 1962, para de ahí trasladarse al Trinity Hall de Cambridge, donde obtuvo su doctorado en física en 1966.

Gran parte de su trabajo hace referencia a los agujeros negros, de los cuales dijo que no son totalmente negros, sino que pueden emitir radiación y eventualmente evaporarse y desaparecer.

Hawking padeció esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad incurable del sistema nervioso, la cual lo mantuvo en una silla de ruedas, y que lo dejó casi completamente paralizado, hasta reducir sus movimientos sólo a su dedo índice y sus ojos. Paulatinamente fue perdiendo el uso de sus extremidades, así como el resto de la musculatura voluntaria, incluyendo la fuerza del cuello para mantenerse con la cabeza erguida.

Los primeros síntomas de la enfermedad aparecieron durante su estancia en Oxford y finalmente se le diagnosticó la ELA a los 22 años, justo antes de su primer matrimonio. En ese momento los médicos le pronosticaron que no viviría más de 2 ó 3 años (tiempo de supervivencia normal de la enfermedad), pero por motivos desconocidos, fue de las pocas personas que sobrevivieron muchos más años, aún padeciendo el progresivo avance de la discapacidad.

En 1985, en Suiza, contrajo una grave neumonía y los médicos aconsejaron retirarle la máquina que le mantenía con vida. Trasladado de urgencia al Reino Unido, fue sometido a una traqueotomía que le salvó la vida pero le dejó sin voz. Desde entonces sólo pudo comunicarse con un sintetizador de voz.

La silla de ruedas que utiliza en público está controlada por una computadora que maneja a través de leves movimientos de cabeza y ojos. Con la contracción voluntaria de una de sus mejillas, compone palabras y frases en su sintetizador de voz; el deterioro de su estado le ha llevado a solo poder comunicarse al ritmo de una palabra por minuto. A este respecto, a finales de 2011 solicitó ayuda técnica a la compañía Intel para la mejora del sistema de predicción de palabras.

Estuvo casado dos veces y tuvo tres hijos.

Su trabajo lo llevó a ser uno de los científicos más conocidos del último tercio del siglo XX.

Logró grandes éxitos de ventas con sus trabajos divulgativos sobre Ciencia, en los que discute sobre sus propias teorías y la cosmología en general; estos incluyen A Brief History of Time, “Breve historia del tiempo” (1988) que estuvo en la lista de best-sellers del The Sunday Times británico durante 237 semanas.

El 2 de septiembre de 1992, en los Estados Unidos se estrenó una película documental realizada por el director norteamericano Errol MorriS sobre la vida y pensamiento Hawking, la cual contribuyó a una difusión mayor de su teoría cosmológica, obra que sobrepasa los 6 millones de ejemplares.

En sus estudios de doctorado en Cambridge, Hawking inició sus estudios en Cosmología, donde desde 1979 y hasta su jubilación, el 1 de octubre de 2009, ocupó el puesto de Profesor Lucasiano de Matemáticas, el mismo que ocupó Isaac Newton.

Trabajó en las leyes básicas que gobiernan el universo, con énfasis en el tema de la relatividad general, pero sobre todo con un interés particular en la física de los agujeros negros.

En 1971 sugirió que numerosos objetos formados después del Big Bang (o gran explosión), tenían una masa de hasta mil millones de toneladas, pero el tamaño de un protón. Estos “miniagujeros negros” son únicos, ya que están sujetos tanto a leyes de la relatividad, debido a su inmensa masa y gravedad, como a las leyes de la mecánica cuánticas, por su tamaño diminuto.

En 1974 propuso que los agujeros negros se “evaporaban” como consecuencia de lo que hoy se conoce como “Radiación Hawking”.

Su investigación también mostró las relaciones entre estas propiedades y las leyes de la termodinámica clásica y la mecánica cuántica. Una consecuencia de tal unificación era que los agujeros negros no eran totalmente negros, sino que podían emitir radiación y eventualmente evaporarse y desaparecer.

Otra conjetura es que el universo no tiene bordes o límites en el tiempo imaginario. Esto implicaría que el modo en que el universo empezó queda completamente determinado por las leyes de la ciencia.

Más tarde depuró este concepto considerando todas estas teorías como intentos secundarios de describir una realidad, en la que conceptos como la singularidad no tienen sentido y donde el espacio y el tiempo forman una superficie cerrada sin fronteras.

El 21 de julio de 2004, en Dublín, Irlanda, Hawking rectifica su teoría sobre los agujeros negro.

Hawking impactó al mundo de los físicos unos 30 años atrás discutiendo que los agujeros negros, lugar donde la gravedad es tan fuerte que ni la luz se puede escapar, podían emitir una forma de radiación; al mismo tiempo, sin embargo, insistió en que una vez que los objetos entraban el agujero negro, toda la información sobre ellos se perdía, posiblemente yéndose afuera a un universo paralelo. Muchos físicos rechazaron que pudiera darse esa perdida de información ya que contradecirla un principio básico de la mecánica quántica (la teoría de como las partículas pequeñas se comportan).

El desacuerdo llevo a una apuesta entre Hawking y el físico teórico norteamericano John Preskill, de la Cátedra John MacArthur de Física Teórica, en el Instituto de Tecnología de California (Casl-Tech), quien sostenía que la información no se perdía.

Ese 21 de julio de 2004, en un Conferencia entre físicos, Hawking admitió que sus visiones habían cambiado y le pagó a Preskill la apuesta, una enciclopedia “Total Baseball, The Ultimate Baseball Encyclopedia”, de 7 kilos de peso y 2.688 páginas, y que fue enviada, esa noche, en avión desde Nueva York.

Mientras que Hawking perdió la apuesta, sostuvo que en el transcurso del proceso resolvió un problema fundamental de la física contemporánea. La nueva teoría de Hawking envolvía matemáticas esotéricas, y las opiniones de que si su enfoque era válido o no se dividieron entre los principales físicos conocidos.

Otra apuesta que perdió fue contra el físico Godon Kane, de Estados Unidos, con quien Hawking apostó 100 dólares a que no se encontraba el “bosón de Higgs”, así la física se volvería mas interesante. Y aún cuando perdió la apuestas dijo alegrarse por el hallazgo

En 2006, junto con Thomas Hertog de la CERN, Hawking propuso una teoría basada en la top-down cosmology, según la cual el universo no tenía un único estado inicial, y que de ahí, los físicos no deben pretender formular una teoría que explique la configuración actual del universo en base a un estado inicial en concreto.

Algunos de los premios que recibió son: Premio Príncipe de Asturias de 1989 y Medalla Copley del 2006. Miembro de la Real Sociedad de Londres y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Además, tiene doce doctorados honoris causa, se le concedió el título de Caballero de la Corona Británica en 1982 y fue designado Compañero de Honor en 1989, amén de otros numerosos premios.

Stephen Hawking falleció en su casa de Cambridge el 14 de marzo de 2018

Deja un comentario