Tomar agua de la llave

Tomar agua de la llave


Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca.

El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo cola o trasladándose a fuentes lejanas, así como a padecer problemas de salud por el consumo de agua contaminada.

A lo largo de los años el mundo ha ido cambiando, la población ha aumentado, la comunicación se ha globalizado y los productos de consumo aumentan cada vez más, pero a pesar de todo el avance tecnológico y social existen elementos que quizá estamos dejando de lado, como por ejemplo el agua. Este elemento es vital para nuestra vida y lo podemos encontrar en grandes cantidades (ríos, lagunas, nevados y sobre todo en el mar). Pero ¿te has preguntado si es posible que el agua se acabe algún día?

El planeta Tierra está compuesto por agua en un 70%, suena una cantidad muy alentadora, pero no es tan agradable cuando se conoce que solo el 3% de este elemento natural en el planeta es dulce y más aún cuando, de este 3%, solo el 2.5% está disponible para el consumo humano.

A raíz de esta cifra, de que aún hay 663 millones de personas en todo el mundo que no pueden acceder a agua potable y de que el 70% del agua potable se usa para fines agrícolas, las Naciones Unidas celebra cada año el 22 de marzo, el Día Internacional del Agua. Una iniciativa que busca crear conciencia sobre este recurso hídrico tan importante para el desarrollo de las sociedades.

Diversas organizaciones y grupos ambientales suman esfuerzos cada año para llevar el mensaje al mundo sobre el cuidado del agua, desde acciones tan pequeñas como mantener tuberías en buen estado para evitar fugas, cerrar el grifo de agua cuando te asees o te cepilles los dientes son un gran apoyo a esta causa.

Latino América, por su lado, es una parte del mundo que merece una especial atención ya que cuenta con casi el 30% de agua dulce pero que lamentablemente no está siendo aprovechada eficientemente, ya que cuenta con 36 millones de personas que no pueden acceder al agua potable.

Tomemos conciencia de que sin el agua dulce no podríamos tener alimentos y no podríamos satisfacer nuestras necesidades primarias. Contribuyamos al medio ambiente y difundamos esta información para seguir celebrando todos los 22 de Marzo, el Día Mundial del Agua.